Actualizado 18/11/2010 15:47

PSC censura que los enfermos se tengan que 'poner a dieta' en los hospitales canarios

Dolores Padrón
RAMON DE LA ROCHA

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PSC-PSOE, a través de su portavoz parlamentaria de Sanidad, Lola Padrón, ha advertido que permanecerá "atento" a la calidad de los alimentos que se ofrecen a los pacientes en los centros hospitalarios del archipiélago, así como del suministro de materiales y medicamentos.

En una nota de prensa, la diputada ha considerado que resulta "lamentable que, una vez más, sean los enfermos y sus familiares quienes tengan que pagar las consecuencias de la gestión negligente y egoísta que ha mantenido el Gobierno de Canarias durante tantos y tantos años".

La representante socialista ha realizado estas manifestaciones ante la decisión de la Consejería de Sanidad de "abaratar" parte de los servicios que se prestan en los hospitales tras el recorte de 17 millones de euros en la partida 'Suministros', que se contempla en el Presupuesto 2011 de la comunidad autónoma.

Padrón ha querido recordar que el "tijeretazo" en Sanidad ronda los 320 millones de euros, motivo éste, entre otros, por el que el PSC-PSOE ha rechazado las cuentas y solicitado su devolución porque es "brutal" el recorte que se produce en servicios sociales básicos.

La parlamentaria ha criticado que el Gobierno canario "adopte ahora medidas drásticas y desesperadas que atentan incluso contra la dignidad del paciente debido a que en su momento y pese a que el presidente Rivero vaticinó antes que nadie la crisis económica, no supo afrontar la situación con responsabilidad y realismo". "Muy al contrario, este Gobierno optó por continuar su política de derroche y festejos sin pararse a pensar ni un minuto en que, a la larga, serían los ciudadanos quienes saldrían mal parados", remarcó.

Pese a que el departamento que dirige Bañolas ha asegurado que la calidad de los servicios esenciales está garantizada, la diputada ha considerado "poco creíble" que el servicio sanitario será igual, "que ya es aspirar a poco", con esos más de 300 millones de euros menos.

"Si las carencias ya son notables en servicios como urgencias, atención primaria o drogodependencias, pese al importante esfuerzo que realizan los profesionales por sacar adelante el trabajo diario frente las múltiples adversidades, ¿qué pretende el Gobierno canario ahora con una restricción que afectará a aspectos tan básicos como la dieta de los pacientes, su medicación o su higiene personal?", preguntó Padrón.

Por todo ello, la portavoz parlamentaria ha insistido en que el Grupo Socialista "no bajará la guardia frente a cualquier atropello que pretenda cometerse contra los usuarios de la sanidad pública canaria, porque bastante dura es la situación que atraviesan al padecer una enfermedad como para, encima, tener que sufrir los vaivenes de un Gobierno que no ha sabido establecer prioridades para salvaguardar los derechos e intereses de los canarios".