Canarias.-Los padres de una niña tinerfeña con parálisis cerebral piden a Sanidad continuar el tratamiento en Navarra

Actualizado 07/04/2011 19:05:17 CET

El HUNSC asegura que "afortunadamente, las prestaciones sanitarias han mejorado mucho y cuentan con los recursos adecuados"

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los padres de la niña tinerfeña Ainara Vera, que sufre una parálisis cerebral, han reclamado este jueves a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias que su hija pueda continuar con el tratamiento en la Clínica Universitaria de Navarra.

Su padre, Salvador Vera, en declaraciones a Europa Press ha señalado que el pasado 2 de abril la familia había recibido una notificación contraria a la certificación médica entregada entre los meses de octubre y noviembre y en dónde les decían que Ainara debía continuar con el tratamiento en Navarra.

"Ahora bajo no sé qué criterios nos dicen los mismos especialistas, avalados por el Jefe de Pediatría del Hospital Universitario de Nuestra Señora de Candelaria, que la niña puede recibir los tratamientos aquí", ha recalcado el padre que ha asegurado que son dos 'versiones' contradictorias de un mismo expedientes.

"Ahí empiezan nuestras dudas. Cuando vas a un especialista y hoy te dice una cosa y mañana otra ¿qué garantías tenemos?", se ha preguntado Salvador Vega que ha reconocido que están en comunicación con un abogado que va a tomar "las medidas legales oportunas".

Asimismo, ha criticado que la responsable de traslados de la Consejería de Sanidad en el Gobierno de Canarias no les ha dado cita a pesar de haberla solicitado hace más de un mes para que explique las razones sobre el cambio de actitud.

"Como funcionaria, no recibe al ciudadano de a pie. El abogado quería reunirse con ella por las notificaciones que nos han llegado. Ella da curso al traslado, pero en este caso no es un traslado sino la continuación del tratamiento", ha explicado insistiendo en que en este caso "la perjudicada" es Ainara.

Esta tiene una intervención prevista para el mes de julio y no ha recibido el alta de Navarra. "Aquí no sé como y quien va a garantizar el tratamiento. Es incertidumbre contradictorio a todo lo que nos han dicho hasta aquí. En principio dicen que no y ahora dicen que sí ¿Qué ha cambiado desde noviembre hasta ahora para que nos digan que sí? Dudo que haya cambios", ha recalcado el padre que ha señalado que lo peor es que nadie se reúne ni les da explicaciones.

"Ainara no habla: o llora o se queja. Esto es invivible porque no sabes qué hacer. Del año 2002 al 2005 mi segunda vivienda era el Hospital de la Candelaria. Desde 2005, Ainara no ha tenido un sólo ingreso. Algo por urgencias, pero no ha sido más ingresada en la 'Candelaria'. Es prueba más que evidente de que ha evolucionado. En mi casa había un bolso preparado para salir continuamente. Ainara es una niña estable con lo que allí lo han pautado", ha subrayado Salvador Vera que ha insistido en que solo quieren que Ainara pueda continuar con el tratamiento.

EN BUENAS MANOS, EN EL HUNSC

Desde el Hospital Universitario de Nuestra Señora de Candelaria (HUNSC) han asegurado sobre este caso que "afortunadamente, las prestaciones sanitarias han mejorado mucho en los últimos años en Canarias por lo que los especialistas del HUNSC cuentan con los recursos adecuados para realizar el seguimiento de la patología de la menor en este centro".

Asimismo, han explicado que "los padres fueron voluntariamente a Navarra". "En ningún momento, se efectuó una petición de traslado obligatoria al centro médico en Navarra", han explicado por último desde el Hospital Universitario de Candeleria.