Calentar los tumores podría hacer la terapia CAR-T más efectiva, según un estudio en ratones

Estroma que rodea un tumor
CSHL / 2018 - Archivo
Publicado 27/03/2019 17:58:32CET

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un estudio preclínico dirigido por científicos del Jonsson Comprehensive Cancer de la Universidad de California en Los Angeles (Estados Unidos) ha evidenciado que calentar los tumores sólidos durante la terapia con células CAR-T puede mejorar el éxito del tratamiento.

En un estudio publicado en la revista 'Advanced Materials', los investigadores describen cómo combinar una técnica de calentamiento llamada ablación fototérmica con la infusión de células CAR-T suprime el crecimiento de tumores de melanoma hasta 20 días en ratones. Entre los ratones que fueron tratados con la combinación, el 33 por ciento aún estaba libre del tumor después de 20 días.

Las células T que han sido genéticamente modificadas con el receptor de antígeno quimérico (CAR) se han utilizado con éxito para tratar a muchos pacientes con linfoma y leucemia. Pero la terapia con células CAR-T ha tenido menos éxito en el tratamiento de tumores sólidos debido a que los tumores tienen un microambiente protector, lo que dificulta la entrada de las células en el tumor y el mantenimiento activado de las células T.

Los científicos decidieron probar si la combinación de la terapia CAR-T con la terapia fototermal podría superar ese obstáculo. La terapia fototérmica es una técnica mínimamente invasiva que utiliza el calor de la energía láser para matar las células cancerosas, y ya se está utilizando para tratar una variedad de cánceres y otras afecciones médicas. Los investigadores probaron una hipertermia leve de unos 40 grados centígrados para ver si podía ayudar a mejorar las células CAR-T para atacar mejor el tumor.

El equipo probó la técnica en ratones a los que se incorporaron tumores de melanoma humano. Se inyectó un agente fototérmico en los tumores y luego se irradió con el láser para calentarlos. Después, las células CAR-T se inyectaron por vía intravenosa. Elevar la temperatura del láser a unos 40 grados centígrados ayudó a expandir los vasos sanguíneos asociados con el tumor, mejorando el crecimiento de las células T.

Al aumentar el poder de la terapia de células T CAR, la técnica podría en un futuro mejorar el pronóstico para las personas con tumores sólidos difíciles de tratar. Los investigadores continuarán probando la estrategia en animales para optimizar la duración del calentamiento y la temperatura antes de determinar si se puede probar en humanos.

Contador