Publicado 02/06/2021 07:31CET

Calculan por primera vez el coste mundial de la malaria por 'Plasmodium vivax'

Archivo - Sala de malaria grave en el hospital Mahinça, en Mozambique
Archivo - Sala de malaria grave en el hospital Mahinça, en Mozambique - ISGLOBAL - Archivo

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El paludismo por 'Plasmodium vivax' es una enfermedad transmitida por mosquitos que causa una importante morbilidad. Sin embargo, se desconocen los costes de la enfermedad para los hogares y los profesionales sanitarios. Un nuevo estudio publicado en la revista de acceso libre 'PLOS Medicine' por la doctora Angela Devine, de la Escuela Menzies de Investigación Sanitaria de Australia, y sus colegas, estima por primera vez la carga económica mundial del 'P. vivax' utilizando datos del país.

Los investigadores estimaron primero los costes de 'P. vivax' en los hogares y los proveedores de atención sanitaria, y luego cotejaron y combinaron estos datos con las estimaciones de casos nacionales de 44 países endémicos en 2017. La estimación del coste global resultante fue de 359 millones de dólares (294 millones de euros).

Los autores querían explorar cómo podrían cambiar estas estimaciones de costes con un acceso generalizado a la cura radical. La cura radical se refiere a una respuesta clínica sostenida y a la prevención de futuras recaídas causadas por los parásitos hepáticos latentes de 'P. vivax', lo que requiere la eliminación completa de las etapas sanguíneas y hepáticas de los parásitos.

Los nuevos tratamientos y procedimientos de cribado pueden lograr la curación radical, sin embargo, no se ha calculado previamente el coste-beneficio del acceso universal al tratamiento radical para aquellos que pueden recibirlo con seguridad.

Para analizar el coste potencial de una política sanitaria de cura radical en comparación con los costes asociados al 'P. vivax', los autores construyeron un modelo que simulaba dos escenarios de tratamiento de la malaria: por un lado, la adherencia completa tras una terapia diaria supervisada con primaquina; y, por otro, el tratamiento no supervisado con una supuesta eficacia del 40%.

Los resultados sugieren que la adopción de una política de cribado y supervisión de la administración de primaquina a todos los pacientes elegibles podría reducir sustancialmente la carga económica global del 'P. vivax'.

Sin embargo, se necesitan más estudios, ya que el modelo sólo incluyó los costes y beneficios en un horizonte temporal de un año (2017) y no incluyó los beneficios en términos de reducción de la transmisión de 'P. vivax', lo que probablemente subestimó los beneficios. A la inversa, no se incluyeron los costes de ampliar la aplicación de las intervenciones de cura radical, lo que probablemente subestimó los costes.

Según los autores, "la provisión de una cura radical segura y eficaz es posible, pero requerirá una mayor inversión que podría desincentivar los programas nacionales de control de la malaria. Nuestros hallazgos sugieren que dicha inversión podría garantizar una alta eficacia contra las recaídas con un ahorro sustancial de costes a nivel social y una reducción del número de casos de malaria vivax", añaden.

"Estimamos un coste global de 359 millones de dólares estadounidenses debido a la malaria vivax en 2017. Esta carga, que recae en gran medida en las comunidades rurales con poco acceso a la atención, podría reducirse mediante el acceso generalizado a una cura radical segura y eficaz, que será esencial para lograr la eliminación del 'P. vivax'", aseguran.

"La investigación futura debe centrarse en métodos de bajo coste para garantizar la adherencia a los regímenes de tratamiento y ampliar nuestra comprensión de cómo los costes de los episodios de malaria varían entre los países endémicos", añade la doctora Angela Devine.