Publicado 30/09/2021 18:17CET

Uno de cada tres sanitarios a nivel mundial sufrió cambios en su horario o en su salario por la pandemia

Una enfermera del Hospital Valle de los Pedroches de Pozoblanco usa una tablet.
Una enfermera del Hospital Valle de los Pedroches de Pozoblanco usa una tablet. - JUNTA DE ANDALUCÍA

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada tres profesionales de la salud se vio obligado a modificar sus horarios o sus salarios para adaptarse a la situación generada por la pandemia, según un estudio sectorial que forma parte del informe anual Randstad Employer Brand Research 2021, elaborado a partir de 200.000 encuestas realizadas en 34 países.

Los sanitarios europeos fueron los que más tuvieron que ampliar sus jornadas laborales, en concreto el 20 por ciento de todos los trabajadores del sector, seis puntos porcentuales por encima de la media mundial, situada en el 14 por ciento. En lo que refiere a desempleo, solo el 3 por ciento de los profesionales del sector de la salud se quedaron sin empleo como resultado de la pandemia, frente al 9 por ciento del total de sectores.

El estudio de Randstad también ha tenido en cuenta qué es lo que más valoran los profesionales del sector de la salud de sus empleadores. El factor más atractivo, señalado por el 60 por ciento de los encuestados, es la oferta salarial y de prestaciones, seguidos de cerca por un buen equilibrio entre la vida laboral y personal (57 por ciento) y un ambiente de trabajo agradable (56 por ciento).

Randstad detecta algunas diferencias entre los distintos profesionales del sector. Por ejemplo, los médicos y enfermeros valoran sobre todo el salario, ya que lo eligen dos tercios de los encuestados. Otros aspectos muy importantes para estos sanitarios son la conciliación familiar y laboral (60 por ciento) y la estabilidad en el trabajo (59 por ciento).

Por otra parte, los puestos técnicos y auxiliares otorgan la misma importancia (es seleccionado por el 50 por ciento de los encuestados) a un ambiente de trabajo agradable, un buen equilibrio entre el trabajo y la vida, y un salario y beneficios atractivos.

Para los cuidadores y trabajadores sociales, el buen ambiente en el entorno laboral es la principal preferencia para el 60 por ciento, seguida por la conciliación (59 por ciento) y la remuneración (58 por ciento).

En cuanto a otros aspectos, la salud financiera y la gestión sólida son más importantes para los trabajadores del cuidado personal (54 por ciento y 53 por ciento, respectivamente) en comparación con los profesionales de la salud (49 por ciento y 43 por ciento, respectivamente) o a profesionales auxiliares (43 por ciento y 39 por ciento, respectivamente).

DOS DE CADA DIEZ SANITARIOS TEMEN PERDER SU EMPLEO ESTE AÑO

El 20 por ciento de los profesionales de la salud temen perder su trabajo durante este año, seis puntos porcentuales menos que la media de sectores, situada en el 26 por ciento. El estudio también señala que el 30 por ciento de los que temen perder su empleo actual está buscando otro trabajo.

El estudio indica que el 16 por ciento de los profesionales de la salud en todo el mundo cambió de empleador en la segunda mitad de 2020, o tenían previsto hacerlo en la primera de 2021, un porcentaje ligeramente superior al conjunto de sectores (15 por ciento). El cambio de trabajo es más frecuente entre las personas de 18 a 24 años, ya que alrededor de un 25 por ciento de estos profesionales comenzaron un nuevo proyecto profesional.

En cuanto a las maneras de buscar trabajo, los profesionales de la salud tienen más probabilidades de encontrar a su próximo empleador en los portales de empleo (30 por ciento), seguido de los reclutadores (26 por ciento).

Las mujeres del sector de la salud y las personas de 18 a 24 años utilizan con mayor frecuencia los portales de empleo (38 por ciento y 66 por ciento, respectivamente), mientras que los hombres y las personas con educación superior emplean en mayor medida a los reclutadores (35 por ciento).

Contador