En 2018 cada 39 segundos murió un niño menor de cinco años por neumonía

Actualizado 13/11/2019 18:49:51 CET
Una Madre Sostiene A Su Hijo De 18 Meses Mientras Lo Atienden En Un Hospital Del Distrito De Balaka En Malawi.
Una Madre Sostiene A Su Hijo De 18 Meses Mientras Lo Atienden En Un Hospital Del Distrito De Balaka En Malawi. - UNICEF/SEBASTIAN RICH

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cada 39 segundos murió en 2018 un niño menor de cinco años por neumonía, lo que supone unas 800.000 muertes, según ha puesto de manifiesto un nuevo análisis llevado a cabo por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

En concreto, según los datos, las cifras desgranadas indican que la mayoría de esas muertes ocurrieron en niños de menos de dos años y que 153.000 fallecieron en su primer mes de vida. Más de la mitad de las defunciones de menores provocadas por ese padecimiento se concentraron en cinco países: Nigeria (162.00), India (127.000), Pakistán (58.000), la República Democrática del Congo (40.000) y Etiopía (32.000).

UNICEF ha calificado a la neumonía, también conocida como pulmonía, como una epidemia olvidada y, junto a cinco agencias internacionales dedicadas a la niñez, lanzó una llamada a la acción global para combatir el padecimiento.

Por otra parte, la ONU ha informado de que en 2018, unos 71 millones de niños no recibieron las tres dosis recomendadas de la vacuna neumococo y el 32 por ciento de los casos de menores sospechosos de tener pulmonía no acudieron a ningún centro de salud, un dato que se eleva a 40 por ciento entre los pequeños más pobres de los países de renta baja y media.

"Sólo llevando medidas de prevención y tratamientos eficientes y baratos a los lugares donde los niños los necesitan podremos salvar millones de vidas", ha dicho la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Para detener la epidemia de neumonía, la ONU ha instado a los gobiernos de los países más afectados a que desarrollen e implementen estrategias de control de la enfermedad y que mejoren los servicios de Atención Primaria como parte de un plan amplio de cobertura sanitaria. A los países ricos, los donantes internacionales y el sector privado, les ha pedido impulsar la inmunización masiva reduciendo los costes de las vacunas, además de aumentar los fondos para la investigación e innovación del tratamiento de la pulmonía.

Contador

Para leer más