Publicado 02/12/2020 07:47CET

Buscan la prueba de COVID-19 apropiada para cada etapa de la infección

Aunando ventajas de la PCR y de los test rápidos, RAP-ID19 pretende aumentar la fiabilidad de los diagnósticos de COVID-19. /
Aunando ventajas de la PCR y de los test rápidos, RAP-ID19 pretende aumentar la fiabilidad de los diagnósticos de COVID-19. / - FERNANDO ZHIMINAICELA/UCC-UCM - Archivo

   MADRID, 2 Dic. (EROPA PRESS) -

   Investigadores de la Universidad Van Yuzuncu Yil, la Universidad de Mármara, la Universidad Técnica de Yildiz y la Universidad Yeni Yuzyil de Estambul (Turquía), han evaluado las distintas técnicas de diagnóstico disponibles para determinar la prueba de COVID-19 apropiada para cada una de las etapas de la infección por coronavirus y han determinado los pasos clave necesarios para mejorar las pruebas en el futuro, según pubican revista 'APL Bioengineering'.

   Hasta que haya una vacuna disponible, frenar la pandemia de coronavirus depende en gran medida de la rapidez con la que un individuo potencialmente expuesto pueda ser examinado y puesto en cuarentena. Sin embargo, las técnicas de diagnóstico actuales varían en confiabilidad y relevancia, por lo que es necesario comprender qué prueba es la más apropiada para una circunstancia determinada para evitar informes falsos.

   "El diagnóstico rápido y el aislamiento rápido son los factores clave para la prevención de la pandemia", recuerda Oguzhan Gunduz, uno de los autores.

   Las pruebas de laboratorio que se dirigen a los genes del virus, conocidas como ensayos de reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa en tiempo real, son actualmente el estándar de oro para las pruebas. Pero según la FDA noreteamericana, estos podrían dar falsos negativos.

   Estas pruebas dependen de la presencia de anticuerpos, que es posible que aún no se hayan desarrollado en las primeras etapas de la infección. Dado que aparecen diferentes anticuerpos en diferentes etapas, las pruebas de diagnóstico deben elegirse para apuntar a la respuesta inmune adecuada en función de cuándo se cree que un individuo ha sido infectado.

   "No hay una prueba única disponible para toda la etapa de la enfermedad --asegura Gunduz--. Sin embargo, creo que puede ser posible detectar el ataque en cualquier etapa de la enfermedad con tecnologías de sensores basados nanotecnología".

   El grupo destaca las pruebas en el punto de atención como un objetivo urgente. Este tipo de pruebas ayudaría a detectar el virus in situ sin la necesidad de equipo de laboratorio o personal especializado, eliminando o reduciendo el tiempo de espera entre la prueba y la obtención de resultados.

   "Una prueba bastante sensible que puede medir la minúscula cantidad existente de partículas virales o cualquier parámetro relacionado con la partícula (peso, estructura, carga, diámetro) puede proporcionar un diagnóstico rápido y temprano", apunta Gunduz.

   Cuando se le preguntó sobre el potencial de un método de prueba más cómodo, enfatiza que esto depende del método de muestreo y su sensibilidad. Un análisis de sangre de la yema del dedo o una prueba de saliva podrían estar en proceso, aunque tienen sus propios inconvenientes. "Existen estas pruebas, pero surgen problemas de precisión y especificidad", concluye Gunduz.