Un brote de hepatitis E causa once muertos en el sureste de Chad, según MSF

Actualizado 09/02/2017 11:22:16 CET
Una niña y su hermana en un campo de refugiados en el lago Chad.
REUTERS

DAKAR, 9 Feb. (Reuters/EP) -

Al menos once personas han muerto desde septiembre en el sureste de Chad a causa de un brote de hepatitis E, según ha informado este jueves la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF).

El organismo ha indicado que un total de 885 personas residentes en la región de Salamat han sido tratadas por síntomas de ictericia, que puede ser un indicador de la enfermedad.

Así, ha manifestado que es probable que la mayoría de los pacientes, si no todos, sufran hepatitis E, resaltando que hasta la fecha ha detectado un total de 70 casos.

MSF ha indicado que un total de 600 miembros de su personal trabajan junto al Ministerio de Sanidad para realizar pruebas, tratar pacientes y mejorar los suministros de agua en la capital de la región, Am Timan.

En este sentido, ha manifestado que ha puesto en marcha una campaña para clorar el agua en 72 puntos de Am Timan, al tiempo que celebra sesiones educativas para explicar la importancia de lavarse las manos con jabón y agua clorada.

El jefe de la misión de MSF en Chad, Rolland Kaya, ha reclamado a otras ONG que incrementen sus actividades para mejorar la salubridad del agua en la región ante el aumento de los casos de hepatitis E.

"Como organización médica, habitualmente no es el trabajo de MSF intervenir a gran escala en actividades de cloración de agua, pero sin otras opciones para ayudar a contener la difusión del virus nos vemos obligados a llenar este vacío", ha valorado.

La hepatitis E es una enfermedad del hígado causada por la infección por el llamado virus de la hepatitis E (VHE), según recoge la página web de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo señala que cada año hay unos 20 millones de casos por infección por el virus, con 3,3 millones de casos sintomáticos de hepatitis E y 56.600 muertos.

El virus se transmite por vía fecal-oral, principalmente a través de agua contaminada. La enfermedad afecta a todas las zonas del mundo, si bien la prevalencia es mayor en Asia oriental y meridional.