Publicado 04/05/2020 14:22CET

Bristol Myers Squibb y Save the Children unen para ayudar a niños de hogares sin recursos ante la pandemia

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Bristol Myers Squibb se han unido a Save the Children para ayudar a niños de hogares sin recursos, mediante el programa 'A tu lado', al que ha realizado una contribución económica para poder ayudar a las familias sin recursos a acceder a alimentos, bienes básicos y a recursos para que los niños y las niñas puedan continuar estudiando mientras permanecen cerrados los centros educativos pese a la actual situación de academia provocada por el coronavirus.

"En estos momentos tan duros que estamos viviendo en España, desde BMS nos sentimos especialmente orgullosos de poder contribuir con Save the Children en una iniciativa tan relevante y necesaria como es A Tu lado, que centra sus esfuerzos en aquellos colectivos más vulnerables, en los que la crisis sanitaria del COVID-19 está teniendo un enorme impacto económico y emocional", ha explicado Roberto Úrbez, director general de Bristol Myers Squibb en España y Portugal.

Según informa la compañía, la población beneficiaria de este proyecto son familias en riesgo de exclusión social, con un alto porcentaje de madres solas con hijos o hijas a su cargo, así como trabajadores cuyos ingresos no son suficientes para salir de la situación de pobreza. 'A tu lado' se centra en el acceso a una alimentación básica, el refuerzo escolar y la atención individualizada de profesionales para paliar los efectos del aislamiento, la incertidumbre y el estrés.

El director general de Save the Children, Andrés Conde, ha agradecido su apoyo a la compañía biofarmacéutica. "La infancia está pasando por una situación de especial vulnerabilidad. Las consecuencias en su desarrollo educativo y en su bienestar social pueden ser dramáticas si no actuamos de forma integral y cuanto antes. El apoyo de Bristol Myers Squibb va a contribuir a darles la esperanza y ayuda que necesitan", asegura.

La ONG ha abierto una línea de atención psicoterapeútica 'on line' para estas familias y sus trabajadores ya están atendiendo al bienestar emocional de los menores con pautas a sus padres y madres sobre crianza positiva, en estas condiciones tan extraordinarias como las que supone el confinamiento domiciliario.

Save the Children considera que la crisis sanitaria del COVID-19 está teniendo un elevado impacto económico y emocional en los hogares más vulnerables. El 60,5% de las familias a las que la ONG ya atendía antes de la emergencia ha visto alterada su situación laboral en tan solo la primera semana de confinamiento y el 41% está registrando estrés y problemas de convivencia.

Asimismo, la organización ha detectado este empeoramiento en una encuesta realizada a casi 2.000 familias a las que presta apoyo en Madrid, Illescas, Barcelona, Bilbao, Sevilla y Valencia, y cuya situación previa a la pandemia ya era de vulnerabilidad. Entre ellas, un 61% tiene dos o más hijos o hijas, un 44% son hogares monoparentales, un 20% comparte vivienda con personas ajenas y un 16% vive en casas que no reúnen las condiciones mínimas de habitabilidad.