El 'Big Data' es el futuro, pero ¿cómo incorporarlo al sistema sanitario público?

Publicado 20/02/2019 12:44:40CET
LUIS DOMINGO - Archivo

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La utilización del 'Big Data' en España, que se encuentra en una fase "incipiente", necesita una estrategia "cohesionada, lineal y potente" en el conjunto del Sistema Nacional de Salud (SNS) para "superar la atomización y la dispersión de esfuerzos" que se está realizando en este momento, según expone el informe 'Oportunidades y Retos de los Macrodatos ('Big Data') en la toma de decisiones sanitarias', elaborado por la Fundación Gaspar Casal con el patrocinio de la Fundación Mylan para la Salud.

Como punto de partida, el documento, en cuya elaboración han participado cinco expertos en materia sanitaria, identifica la necesidad de "saber hacia dónde se quiere ir" para transformar los datos en información útil, y "cuáles son los requerimentos básicos que se deben compartir para que en un futuro se puedan promover poryectos y establecer plataformas útiles".

En suma, hace falta "lilderazgo, estrategias y vencer la resistencia al cambio organizativo", ha enumerado el director de la Fundación Gaspar Casal, Juan del Llano. "Necesitamos combinar mejores datos con mejor infraestructura, así como proyectos bien definidos que cuentn con consenso de todos los agentes del sector", ha añadido durante su intervención en la rueda de prensa de presentación del informe.

"Más allá del ruido y de las modas, es imperativo que el SNS invierta en inteligencia para transformar sus grandes volúmenes de datos en información útil para la toma de decisiones. Hay que desarrollar estrategias que estimulen la investigación en sus propios datos", ha valorado el doctor.

Por su parte, el director de la Fundación Mylan para la Salud, Javier Anitua, ha señalado que la aplicación del 'Big Data' es "uno de los mayores desafíos en los próximos 20 años". "La gestión de estos macrodatos es una realidad en muchos sectores, pero todavía queda mucho camino por recorrer en el campo de la salud, donde más datos se recaban de los pacientes", ha agregado.

A su juicio, el 'Big Data' traerá "diagnósticos más rápidos, una optimización de los tiempos de consulta o una mejor asistencia". "En suma, avanzamos hacia una medicina personalizada", ha asegurado. Sin embargo, ha recordado que es necesario un "liderazgo estratégico", ya que "los países que mejor desarrollen este campo van a tener una ventaja competitiva en el futuro".

COMPARTIR INFORMACIÓN ENTRE CCAA Y MINISTERIO DE SANIDAD

En el caso de España, piden medidas para "evitar que el 'Big Data' termine en fracasos y pérdida de oportunidades". Por ejemplo, consideran que "el paso más urgente" es mejorar la "interoperabilidad de toda la información relevante entre CCAA y a nivel institucional". Esto, explican, se debe conseguir con un sistema de información integrado por todas las autonomías bajo el control del Ministerio de Sanidad.

"Necesitamos un plan para mejorar la interoperabilidad. Cada comunidad autónoma trabaja de una manera diferente. Los investigadores necesitamos un 'paraguas': la cohesión de todos los sistemas de información", ha señalado al respecto uno de los autores del documento, Jesús Barea, especialista en Medicina Intensiva del Hospital 12 de octubre.

Igualmente, el experto apuesta por la formación de nuevos perfiles mixtos de profesionales entre los sanitarios que sean capaces de trabajar con 'Big Data', a través de la gestión y análisis de grandes bases de datos. "Deberán aunar competencias de campos que, hasta ahora, se han desarrollado de forma independiente, como la Epidemiología, la Bioinformática y las Ciencias de la Salud", argumenta el texto.

Por lo que respecta al manejo de la información, el informe puntualiza que "es importante asegurar un acceso real de todos los usuarios legítimos a los datos relevantes para la investigación y gestión en salud". A este respecto, aseguran que el nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos "no constituirá un obstáculo substancial para el uso de datos", pero que debe ser aplicado "de forma estricta" para "evitar cualquier riesgo de mercantilización de los datos".