Publicado 24/06/2020 14:27CET

Bengoa cree que las próximas "dos o tres semanas" permitirán ver si se controlan bien los rebrotes

SAN SEBASTIÁN, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El doctor en Medicina por la UPV/EHU y ex consejero del Gobierno Vasco Rafael Bengoa ha considerado que "las próximas dos semanas o tres van a permitir ver si se controlan bien" los rebrotes de contagios de covid-19 y ha incidido en que "se nos puede ir de las manos alguno". Además, ha remarcado en que "se ha controlado el pico de la epidemia, pero no la epidemia".

Según ha destacado, el "problema" de los rebrotes es la "velocidad" a la hora de detectar los casos y aislar a las personas. "El covid-19 no es muy mortal pero consigue avanzar mucho, y nos tenemos que acostumbrar año y medio con los rebrotes hasta que haya vacunas", ha asegurado.

Bengoa ha realizado estas afirmaciones en el encuentro virtual que ha organizado este miércoles la Asociación para el Progreso de la Dirección, bajo el título 'Salud y Empresa: nuevos parámetros para enfrentarse a la pandemia y sus consecuencias'

El evento ha contado en la apertura con Mikel Madariaga, director en Zona Norte de APD, y con Rafael Fonseca, director general de Mutua Montañesa y consejero en Cantabria de APD, así como de la directora general de Osalan, Lourdes Iscar.

Rafael Bengoa, que en el ámbito internacional ha trabajado durante ocho años para la OMS y como asesor sanitario de la administración Obama (programa Obamacare), ha asegurado que el virus, antes de su erradicación, puede controlarse "bastante bien a pesar de los rebrotes".

En esa línea, ha destacado que en estos momentos se cuenta con tres medicamentos más para el tratamiento del covid-19 y que, probablemente, "al final del año o principio del siguiente" pueda haber ya alguna vacuna.

Bengoa ha destacado la importancia de la apps de rastreo para el control de la pandemia y ha elogiado la "ejemplar respuesta social" que han dado los ciudadanos durante todo el confinamiento, frente a la respuesta política que, a su juicio, "ha sido triste".

El experto sanitario ha resaltado, además, que muchas de las personas que han padecido el covid-19 van a tener consecuencias crónicas en su salud y ha apuntado que algunos de los que han estado un mes ingresados "necesitan terapia renal". "Vamos hacia un mundo aún más crónico", ha añadido.

Bengoa ha advertido de que se han tenido que gestionar varias oleadas de la pandemia, entre las que también están "la post-UCI" que va a ser "muy compleja", a la que se suman la cronicidad de los enfermos y "una tercera de salud mental". A su juicio, todo ello se va a "manejar con más salud digital y menos presencial".

También ha incidido en la importancia de que los países tengan una capacidad de "producción muy rápida y que sea nacional" del material necesario para protección y se ha mostrado convencido de que una mayor vacunación de la gripe podrá "salvar muchas vidas", al permitir "distinguir quién va al hospital y quién no".

En cuanto a la actuación en las empresas, ha considerado que estas deben estar "pendientes de los trabajadores muy vulnerables en las empresas como diabéticos o enfermos renales" y "estratificarlos" a la hora de adoptar medidas de prevención. En este sentido, ha recordado que "un 40% de España tiene enfermedades crónicas".

OSALAN

Por su parte, Lourdes Iscar se ha referido al teletrabajo y ha señalado que es una modalidad que "cada empresa tiene que establecer si puede o no ponerla en marcha", aunque ha defendido que "toda la distancia es buena" para protegerse ante el coronavirus pero "hay muchos puestos en los que no se puede teletrabajar".

Preguntada por la realización de test en las empresas, la directora general de Osalan ha recordado que "hay muchos tipos de pruebas", pero ha advertido de que "no hay pruebas para ir a trabajar con total tranquilidad". De este modo, ha incidido en las que las pruebas PCR son para personas con síntomas y que no deben adoptarse como "descarte", al tiempo que ha subrayado que la mejor fórmula es "detectar los casos y aislarlos".

Por otro lado, ha reiterado que "a día de hoy lo mejor es la distancia de seguridad" también en los puestos de trabajo, "sobre todo los dos metros, ante la imposibilidad en ciertos puestos la mascarillas, y si hay mampara no se pueden transmitir las gotas".