Actualizado 14/01/2011 17:51 CET

Son Espases aún no está en condiciones de realizar trasplantes o cirugías cardíacas

Son Espases
MAZMEN FOTOGRAFIA. C.B.

Censuran la saturación del servicio de urgencias, que provocó que hace dos días, 35 pacientes permanecieran sin poder subir a planta

PALMA DE MALLORCA, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Hospital de Son Espases no está en condiciones de realizar trasplantes, ni cirugías cardíacas, ni operaciones complejas, que conllevan cuidados posoperatorios en la UCI, como neoplasias torácicas, lo que está provocando la derivación de los pacientes a otros centros públicos y privados, debido a que están inoperativas 16 de las 32 camas de la UCI, según han criticado el presidente del Sindicato Médico, Isidro Torres, y el responsable de la sección Hospitalaria, Miguel Lázaro.

En una rueda de prensa, Lázaro ha informado de que los responsables de la UCI en Son Espases pidieron a la Conselleria de Salud que no abrieran "de golpe" las 32 camas durante el periodo navideño, si bien una vez finalizadas estas fiestas, hay 16 camas inoperativas (ocho de traumatología y ocho de cirugía cardíaca) "y no por voluntad del personal de la UCI".

Así, ha reprobado que la unidad de críticos está funcionando con la mitad de camas 23 días después de que comenzara a operar el nuevo Hospital de referencia de Baleares, lo que obliga a derivar a los pacientes a la UCI de centros privados, con el coste económico que ello conlleva. Como ejemplo de ello, ha apuntado que los pacientes que requieren de cirugía cardiaca están siendo trasladados a la Policlínica Miramar.

Por otro lado, ha apuntado que tanto el traslado al nuevo hospital, como el hecho de que sólo estén operativas la mitad de camas en la UCI, "ha podido condicionar" para que aún no haya habido ningún tipo de donación de órganos en Son Espases, teniendo en cuenta que para llevar a cabo este proceso, se debe mantener en la UCI en estado de muerte cerebral a la persona que haya fallecido.

En general, según ha detallado, suele haber dos o tres donantes cada mes, por lo que, en caso de que haya fallecido alguna persona en condiciones para donar sus órganos, habrá sido derivada a otros hospitales de la isla, ante la falta de capacidad de Son Espases. Por ello, Torres ha pedido "diligencia" a la Conselleria de Salud para que "se incorporen todos los recursos sanitarios lo más pronto posible y en las mejores condiciones".

Así, ha anunciado que "hasta que no se den las condiciones" no se van a poder realizar en Son Espases las cirugías de subespecialidades, que requieren que el paciente reciba en la UCI unos cuidados humanos, profesionales y materiales y unos aparatos muy complejos, como es el caso de los trasplantes, cirugía cardiaca y neoplasias torácicas.

Por su parte, Lázaro ha señalado que otro de los "efectos colaterales" que está teniendo el "precipitado" traslado al nuevo hospital es la "saturación" del área de urgencias y observaciones, donde hace dos días "había 35 pacientes" bloqueados "camilla con camilla" en los pasillos en "condiciones mejorables desde el punto de vista de la dignidad humana", debido a que no había un "drenaje de camas" hacia las plantas.

SE ESTÁN GENERANDO SITUACIONES DE "ESTRÉS"

Esta situación, según ha advertido, está provocando un "estrés y una indignación" al profesional sanitario, que la próxima semana mantendrá reuniones con los jefes de servicio, por lo que no ha descartado que se puedan producir concentraciones, teniendo en cuenta que los médicos y enfermeras "no están dispuestos a trabajar en condiciones en las que se sienten estresados".

"Este mes de enero, deberían estar resueltas todas las incidencias en quirófanos, la UCI y Urgencias, que son los servicios en los que más problemas está habiendo y que deberían estar operativos y trabajando con normalidad, para que se puedan realizar los trasplantes en las condiciones oportunas y los pacientes puedan ser derivados a planta con diligencia", ha remarcado Torres.

Además, el presidente del Sindicato Médico ha recordado que aún no ha empezado a realizarse en Son Espases la cirugía programada, por lo que Lázaro ha advertido de que la lista de espera es "más larga que la lista de Schindler", por lo que, a su juicio, una vez comience a llevarse a cabo, va a provocar una "sobreocupación de las áreas de urgencias y observación".

Por su parte, el responsable de Atención Primaria del Sindicato Médico ha informado de que en algunos centros de Mallorca, el plazo de espera para ser atendidos por el médico de cabecera se eleva hasta los 15 días, situación que se agrava en el departamento de Pediatría, dado que en algunos casos alcanza los 21 días.