Actualizado 22/11/2010 15:07:38 +00:00 CET

El Hospital General de Palma estrena nuevo Hospital de Día Rehabilitador que atenderá a 2.500 pacientes al año

Vicens Thomàs durante su visita al Hospital General
EP

PALMA DE MALLORCA, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Hospital General de Palma ha estrenado nuevo Hospital de Día Rehabilitador y Evaluador en el que se atenderán anualmente a entre 2.000 y 2.500 pacientes, entre los externos derivados y los enfermos hospitalizados en el General que precisen recuperar su autonomía.

Así, el conseller de Salud y Consumo, Vicens Thomàs, ha inaugurado las nuevas instalaciones sanitarias, que han contado con una inversión de 1,1 millones de euros, mediante la cual han sido reconvertidas la antigua zona de consultas externas, medicina interna y cocina del Hospital General.

Thomàs ha recalcado la "necesidad" de este espacio, teniendo en cuenta que, actualmente, en Mallorca existe una población de alrededor de 300.000 personas que precisarán de cuidados sociosanitarios en algún momento.

Ante la gran demanda de este tipo de cuidados, el conseller ha recordado que se utilizará gran parte del Hospital de Son Dureta para darle un uso sociosanitario, una vez se lleve a cabo el traslado de todos los pacientes al nuevo de Son Espases el fin de semana del 19 de diciembre.

"Tenemos la suerte de que cada vez los ciudadanos tienen una esperanza de vida más larga, por lo que hay una mayor posibilidad de tener unas determinadas enfermedades que, a veces, se cronifican", ha indicado, al tiempo que ha destacado que en el nuevo Hospital de Día, hay un centro evaluador donde "muchas personas podrán venir, derivadas desde centros de salud y domicilios para ser evaluados en función de sus carencias de pérdida de autonomía".

En concreto, esta zona de evaluación cuenta con cinco consultas para la evaluación geriátrica de enfermos derivados desde la atención primaria y hospitales de agudos y para la asistencia ambulatoria multidisciplinaria de enfermos incluidos en alguno de los programas sociosanitarios. Así, habrá consultas especializadas en medicina interna; geriatría; psicología; psiquiatría; urología; medicina rehabilitadora, enfermería y trabajo social.

Asimismo, el Hospital de Día dispone de una zona rehabilitadora, donde se atenderán pacientes de ictus y aquellos que necesiten recuperar habilidades básicas de la vida diaria, de forma que en esta unidad trabajarán médicos rehabilitadores, terapeutas, logopedas y fisioterapeutas.

De este modo, este edificio cuenta con una zona de consultas, vestuarios, baños asistidos, área de rehabilitación y una zona de marcha, con una grúa para movilizar a los pacientes que han padecido un ictus y no se pueden mantener derechos.

Por otra parte, lo que antiguamente era la unidad de hospitalización de medicina interna y consultas externas, ha sido reconvertido en Hospital de Día de Demencias, donde hay salas de logopedia para personas afectadas de enfermedades neurológicas y terapia ocupacional con cocina y dormitorios.

Esta zona pretende intentar reproducir la vida cotidiana y que los pacientes con demencia recuperen parte de sus habilidades, de modo que esta unidad desarrolla los programas de psicoestimulación, reeducación funcional con terapia ocupacional, educación de cuidadores, asistencia y asesoramiento social, controles médicos periódicos y un programa de demencias avanzadas.

De esta manera, el Hospital de Día realiza evaluación y seguimiento de los pacientes sociosanitarios, junto con rehabilitación física, funcional, psíquica y social, al tiempo que provee de cuidados hospitalarios (integrales e interdisciplinarias) sólo en horario diurno, a usuarios frágiles, con el objetivo de posibilitar que continúen viviendo en su domicilio.

LOGRAR EL MÁXIMO NIVEL DE AUTONOMÍA

Thomàs ha resaltado que todo esto va dirigido a conseguir el máximo nivel de autonomía posible para el enfermo y el máximo nivel de autoestima frente a la enfermedad o discapacidad, con el fin de mejorar su interacción con el entorno, facilitar el retorno a domicilio y reducir la sobrecarga familiar.

Además de los citados servicios, el Hospital de Día ofrece atención odontológica a pacientes en programa de este centro y a menores o enfermos con discapacidades que precisan sedación para su tratamiento.

Por otro lado, cuenta con atención al cuidador; exploraciones complementarias; un punto de extracción de laboratorio de Gesma situado en el Hospital Son Llàtzer; radiología convencional y ecografía y electrocardiografía.