Centenar de jubilados de Ib-Salut cortan al tráfico de la calle Reina Esclaramunda de Palma durante 40 minutos

Actualizado 29/10/2012 14:13:37 CET

PALMA DE MALLORCA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un centenar de jubilados del Ib-Salut han cortado al tráfico entre las 10.30 y las 11.10 horas la calle Reina Esclaramunda de Palma de Mallorca, frente a la sede del Ib-Salut, en protesta por la supresión, a partir del 1 de noviembre, del complemento de pensión, lo que supone una pérdida de entre el 30 y el 40 por ciento de la retribución mensual para 500 exempleados.

Concretamente, los extrabajadores, que desde el pasado martes llevan a cabo un encierro indefinido en la sede del Ib-Salut, se han concentrado en la citada calle impidiendo el paso a los vehículos, lo que ha provocado la llegada de la Policía Nacional para poner fin a esta protesta que no había sido comunicada a la Delegación del Gobierno, por lo que ha procedido a identificar a los dos portavoces de los jubilados, Jaume Pou y Juan de Dios.

Así lo ha informado a Europa Press Pou, quien ha recordado que el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, se reunirá este martes en el Parlament con los jubilados del Ib-Salut, si bien ha señalado que aún están pendientes de que les fijen la hora para este encuentro en el que le reclamarán que se recupere el citado complemento de pensión o, en caso contrario, permita la reincorporación de los exempleados al Ib-Salut hasta que cumplan los 65 años, con el fin de que puedan cobrar una pensión completa.

"Queremos un trato igual que en el resto de Comunidades Autónomas, donde no se ha suprimido el complemento de pensión", ha recalcado, al tiempo que ha manifestado que a los jubilados del Ib-Salut "no les va a pasar nada por trabajar uno o dos años más para jubilarse con todos los derechos adquiridos tras muchos años de dedicación".

Respecto a la reunión con Bauzá, Pou ha manifestado que con independencia de que el Govern les convoque a una hora concreta, los jubilados celebrarán este martes una asamblea en el Ib-Salut y, a continuación, se dirigirán a la Cámara balear para reunirse con el presidente del Ejecutivo, coincidiendo con la celebración de un Pleno.

Por otro lado, el portavoz ha manifestado que la quincena de jubilados que están encerrados en el Ib-Salut y que se van turnando cada 24 horas con otros extrabajadores, van a continuar la misma estrategia hasta que no se modifique la situación.

En este sentido, ha recordado que el nuevo conseller de Salud, Familia y Bienestar Social, Martí Sansaloni, ha considerado que para dialogar, debe haber una situación de normalidad sin presiones por parte de los jubilados y, en este sentido, Pou ha recalcado que la primera normalidad que debe haber es retirar la orden de impago del complemento de pensión. "A partir de ahí, pondremos fin al encierro y podremos hablar, aunque el complemento no es negociable", ha manifestado.

Cabe recordar que el director de Recursos Humanos y Relaciones Laborales del Ib-Salut, Miquel Costa, subrayó el pasado martes que "no le queda más remedio" que eliminar a partir del 1 de noviembre el complemento de pensión a los jubilados del ente en virtud de una normativa aprobada el pasado 24 de abril por el Ejecutivo central, que establece la supresión de todos los complementos de acción social que no vayan dirigidos a ayudas para hijos menores de 18 años o para la atención de familiares con discapacidad. Con la supresión de este complemento, el Govern se ahorrará 3 millones de euros anuales.