Aumenta la demanda para la congelación de ovocitos en España

Archivo - Imagen de archivo de una mujer embarazada.
Archivo - Imagen de archivo de una mujer embarazada. - NATALIADERIABINA/ ISTOCK - Archivo
Publicado: miércoles, 5 junio 2024 19:05

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La clínica Tambre ha presentando un estudio que desvela una tendencia cada vez mayor a que las mujeres congelen sus ovocitos y lo hagan más jóvenes para tener la opción de ser madres en el futuro, algo que aconsejan los expertos, ya que está demostrado que a partir de los 38 años comienza una reducción de la cantidad y de la calidad de los óvulos.

Según el estudio, presentado en el Congreso de Sociedad Española de Fertilidad (SEF), se trata de mujeres que no quieren ser madres en este momento, pero que no desean cerrarse la puerta en un futuro. El estudio ha analizado los datos de las 566 mujeres que decidieron congelar sus óvulos entre 2017 a 2022, en lo que se denomina una 'vitrificación social'. Al analizar los datos han descubierto que el aumento es exponencial, de hecho, el primer año analizado fueron 24 las mujeres que vitrificaron y alcanzaron las 199 el último.

El estudio también destaca el crecimiento de las pacientes extranjeras que viajan a España para congelar sus óvulos, ya que se ha visto una evolución significativa del 8,3 por ciento registrado en 2017 al 38,2 en esos 5 años. Tan solo en 2022 viajaron a España 76 mujeres que vitrificaron óvulos en la clínica. El elevado coste junto con las cuestiones éticas y las estrictas restricciones presentes en otros países, en comparación con España, hace que cada vez más mujeres decidan viajar a nuestro país para iniciar su tratamiento, apunta el estudio.

La directora científica de Tambre, Ángela Llaneza, y autora del análisis, explica que se ha detectado un incremento de la vitrificación "tanto de pacientes nacionales como internacionales que vienen a España a vitrificar". Y destaca que en estos cinco años se ha detectado una reducción de la media de edad de los más de 37 años a los 36 años actuales, "algo que es muy significativo", ha indicado.

"Es un dato que nos tiene que alegrar tanto a los que nos dedicamos a la fertilidad como a la sociedad en general, porque es importante que haya llegado el mensaje y que se puede vitrificar en el caso de que no haya un deseo de maternidad inmediato. Hemos visto que baja la edad media de los pacientes, algo realmente importante en cuanto al pronóstico", ha manifestado la especialista.

Contador