Actualizado 02/12/2010 17:40 CET

Asturias.- Quiros insta a un uso responsable de la Sanidad para mantener la calidad con un 5,5% menos de presupuesto

Ramón Quirós García
EP

El consejero pide explicaciones a la empresa que construye el HUCA sobre sus supuestas dificultades

OVIEDO, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Servicios Sanitarios del Principado de Asturias, José Ramón Quirós, ha pedido este jueves a los usuarios de la sanidad pública que reflexionen sobre la necesidad de cada uno de los gastos que generan, con el fin de mantener la calidad de los servicios con un presupuesto de 1.546 millones para 2011, que supone una reducción histórica del 5,5 por ciento respecto al del presente ejercicio.

En rueda de prensa, el titular del departamento ha dicho que pese a ser "la primera vez que un presupuesto autonómico y sanitario disminuye en Asturias", la Consejería dispondrá de "un altísimo volumen de recursos", de forma que más de 37 euros de cada cien se destinarán en 2011 a Salud.

Quirós ha hecho hincapié en la necesidad de mantener y asegurar la cartera de servicios y la calidad de las prestaciones para toda la ciudadanía, y ha apostado también por las inversiones estratégicas, como un síntoma de confianza en el futuro. Junto a estas prioridades, el titular del departamento ha defendido la necesidad de mantener el empleo en un sector que emplea en la comunidad al 4 por ciento de la población activa.

De este modo, ha explicado que el 99,97 por ciento del presupuesto se destinará a asistencia sanitaria. De esos 1.476 millones, casi 754 millones (un 51,6 por ciento) se destinará al pago de las nóminas del personal; 445 millones (un 30 por ciento) se utilizarán para hacer frente a los gastos de farmacia y receta hospitalaria; 273 millones servirán para cubrir los gastos de funcionamiento; mientras que los 3,3 millones restantes se destinarán a inversiones y otros gastos financieros.

Además, el presupuesto dota con 542 millones a la atención primaria, de los que el 33 por ciento se destinará a personal y el 63 por ciento a gasto de farmacia; y con 886 millones a la especializada, que empleará el 65 por ciento de sus fondos en camas, el 27 a consumibles y el 11 a farmacia.

Por último, el consejero ha indicado que 22 millones de euros se destinarán a la formación del personal, un aspecto "básico" en empresas de conocimiento, y a la primera convocatoria pública de empleo, cuyos exámenes se celebrarán los primeros meses del año.

El resto de los fondos, alrededor de 17,7 millones de euros, se utilizarán para el diseño y puesta en marcha de Políticas de Salud Públicas, como el Plan de Drogas y el del Sida, a los que se destinarán 3 millones y 600.000 euros respectivamente, y a los que se sumarán nuevos proyectos como un Observatorio para la Salud.

Completan el presupuesto las partidas destinadas a innovación tecnológica y ampliación de equipos del nuevo Hospital Universitario Central y del Álvarez Buylla de Mieres, así como el acceso a la imagen digital en las consultas y a la receta electrónica, dotado todo ello con 10,7 millones.

Con una notable reducción, el Gobierno destinará 2,5 millones a la inversión en construcción de centros en marcha, como el centro de salud de Villalegre y la redacción de proyectos como la reforma del hospital y los centros de salud de Cangas del Narcea, Villallana y Lena, entre otros.

Por último, la inversión sociosanitaria recibirá 478.000 euros y 200.000 se emplearán en la puesta en marcha de una Fundación de Investigación Sociosanitaria, para mejorar la captación y el manejo de los fondos destinados a la investigación en materia sanitaria.

En otro orden de cosas, el consejero negó que Asturias haya gastado este año 2010 más de lo presupuestado y señaló, por el contrario, que la Consejería acabará, por primera vez, con un gasto real "inferior al del año pasado", que no alcanzará los 1.600 millones, respecto a los 1.635 presupuestados inicialmente.

"UN HOSPITAL NO ES UNA MERCERÍA"

Preguntado por los plazos del HUCA, ha recordado que la finalización de la obra civil está prevista para el próximo 31 de diciembre, con lo que la puesta en marcha de las instalaciones y de los equipamientos se realizará a lo largo del año que viene, "cuando el centro esté en condiciones de ser ocupado y la situación epidemiológica lo aconseje".

En cuanto a los rumores que apuntan a dificultades de la empresa concesionaria, Quirós ha pedido a sus responsables que si no lo puede acabar documente sus dificultades y problemas de forma concreta.

En último término, ha pedido no "sacralizar" la fecha porque "un hospital no es una mercería", sino una cosa "muy seria", donde, sólo la puesta en marcha del servicio de radioterapia requiere seis meses.