El Principado asegura que el "sistema sanitario no entra en la vida civil de los ciudadanos"

Actualizado 27/04/2011 17:35:31 CET
EUROPA PRESS

OVIEDO, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno del Principado, Ana Rosa Migoya, ha manifestado este miércoles que "en ningún momento hubo discriminación por parte de los Servicios sanitarios" en el caso de las lesbianas que reclamaban un tratamiento de fertilidad.

"El sistema sanitario no entra en la vida civil de los ciudadanos, sino que hay un real decreto que recoge una serie de prestaciones y una cartera de servicios que establecen unos criterios para acceder a las mismas y en este caso los criterios están claros", ha dicho Migoya.

Migoya se ha manifestado así en rueda de prensa al ser preguntada por la denuncia pública de dos mujeres lesbianas que solicitaron un tratamiento de reproducción asistida que le fue denegado, según ellas por discriminación.

"En ningún caso hay discriminación cuando se está hablando de un tratamiento cuya cartera de prestaciones está establecida con unas determinadas condiciones", ha dicho Migoya, que ha indicado que a partir de esas condiciones el sistema no discrimina ni por razón de sexo, ni de raza, ni de estado civil ni de religión.

La portavoz del Ejecutivo ha insistido en que ha habido mucha desinformación sobre este caso y ha manifestado que el consejero del ramo ya se ha comprometido a recibir a las personas afectadas para explicarles cual es la situación.

La consejera ha dicho además que el Ministerio de sanidad está "perfectamente informado del caso por el propio consejero de Salud y Servicios Sanitarios".