Actualizado 06/05/2011 17:52 CET

H. de Mieres estará terminado el 15 de junio y tendrá calefacción suministrada por agua de las minas de Hunosa

Rabanal (Izquierda) Y Secades, Tras Firmar El Convenio.
EUROPA PRESS

OVIEDO, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Álvarez Buylla de Mieres se inaugurará el próximo 15 de junio, según las previsiones del consejero de Economía y Hacienda, y presidente de Gispasa, Jaime Rabanal. Además, el centro contará con uns sistema de calefacción y de refrigeración generado por energía geotérmica, creada a partir del agua de las minas de Hunosa. Será, junto con otros dos edificios del campus universitario de la ciudada, el primer equipamiento con un sistema de este tipo en España.

El presidente de Gispasa y consejero de Hacienda del Gobierno asturiano, Jaime Rabanal, y el presidente de Hunosa, Juan Ramón García Secades, han firmado este viernes un convenio para la instalación de este sistema en el centro hospitalario.

Preguntado por las obras, Rabanal explicó que "se están tramitando los modificados y la previsión, es que el 15 de junio terminen". Sobre la situación de los equipamientos, los hay "licitados", y otros "en fase de elaboración de los pliegos", explicó el responsable autonómico.

El convenio firmado hoy establece que Hunosa "ejecutará las infraestructuras necesarias para extraer el agua almacenada en el pozo Barredo y conectarlas con los equipos de generación de frío y calor situados en el Hospital". Además, la empresa minera se hará cargo del mantenimiento integral de todas las instalaciones".

Según Secades, "es un desafío importante, por dar calefacción al hospital", si bien señaló su "limitación", dado que "permite dar la calefacción sin problemas, pero no agua caliente por encima de esa temperatura, o otros servicios". El presidente de Hunosa reconoció que el sistema es "tan nuevo" que "convencer de la seguridad de un sistema de este tipo y de sus bondades a los diseñadores del hospital no es tan sencillo".

Así, al igual que hizo antes Rabanal, destacó los beneficios ambientales, que, además del factor del ahorro, conlleva este sistema: "no tiene emisiones a la atmósfera porque la emisión comparable a otros tipos es la derivada del compresor que actúa sobre el líquido, y es de unos niveles ínfimos".

Además, no descartó trasladar este modelo a otras zonas de Asturias, siempre que cuenten con agua de mina, y también aplicarlo a viviendas.