Actualizado 13/12/2010 12:14 CET

Asturias.- La FACC destina 17.140 euros a rehabilitar y equipar un consultorio médico en Haití

Niños en Haití
EP/PROYECTOSOLIDARIO

OVIEDO, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Federación Asturiana de Concejos (FACC) ha destinado los 17.140 euros donados por ayuntamientos, particulares y empresas en la cuenta de solidaridad con los damnificados por el terremoto de Haití a rehabilitar y equipar un centro de salud en Ganthier, localidad situada en la demarcación de Croix des Bouquets, a 45 kilómetros al este de Puerto Príncipe.

Según ha informado la FACC a través de un comunicado, este consultorio presta atención médica a una población superior a las 55.000 personas, de las que 2.500 son mujeres y niños especialmente afectados por el seísmo. Tras su reciente reapertura, el centro de salud está atendiendo un promedio de 100 personas diarias y apoyando acciones de prevención contra la epidemia de cólera que afecta a la isla.

El acondicionamiento de este consultorio ha sido desarrollado por medio de un convenio suscrito por la Asociación Concejos Solidarios (CONSOLIDA), creada por la FACC para promover proyectos de Cooperación al Desarrollo, con la Asociación de Alcaldes del Lago Azuei (AMALA), la Municipalidad de Ganthier, de Haití, y el Centro de Desarrollo Sostenible (CEDESO), de República Dominicana.

La FACC recordó que el centro de salud de Ganthier sufrió importantes desperfectos durante el seísmo que afectó a Haití el 12 de enero pasado. Además de daños en la edificación, que dejaron inservibles las instalaciones para la atención médica, durante el terremoto también se perdió el instrumental clínico.

La reapertura de las instalaciones, además de incrementar la calidad de la atención sanitaria a la población local con la presencia de dos médicos, una enfermera y agentes de salud, también presta asistencia a las personas desplazadas a Ganthier desde de las zonas más castigadas por el terremoto. Entre este colectivo es especialmente crítica la situación de las mujeres solas con hijos a su cargo, máxime tras declararse en la isla la epidemia de cólera.