La Asociación Española de Vacunología elabora un Documento de Actualización y Reflexión sobre la Vacunación Antigripal

Una vacuna, vacunas, necesidad de vacunación
FLICKR - Archivo
Publicado 16/10/2018 14:41:00CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Vacunología (AEV) ha liderado la redacción de un Documento de Actualización y Reflexión sobre la Vacunación Antigripal en España, que tiene como objetivo contribuir al cumplimiento de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de conseguir una cobertura vacunal frente a la gripe del 75 por ciento en personas mayores de 65 años y en la población de alto riesgo, así como de aumentar "de manera significativa" la cobertura vacunal entre los profesionales sanitarios.

El texto, redactado por varios profesionales expertos en vacunología, está avalado por las principales sociedades científicas implicadas en la materia, la Asociación Española de Pediatría (AEP), Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, y Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEEG).

"A pesar de que la vacunación antigripal es la forma más efectiva de prevenir la enfermedad y sus complicaciones y de reducir de forma significativa el número de hospitalizaciones y muertes, especialmente entre los más vulnerables, como personas mayores y otros grupos con factores de riesgo, en general, existe una baja percepción del riesgo de infección por el virus de la gripe y la gravedad de la enfermedad, así como una falta de información precisa sobre la efectividad de las vacunas, particularmente entre los profesionales sanitarios", argumentan desde la AEV como pertinencia del nuevo texto.

Para el presidente de la AEV, Amós García Rojas, este tipo de herramientas resultan "muy útiles y necesarias", ya que "ponen de manifiesto la importancia de que todos los agentes implicados trabajemos conjuntamente para lograr un objetivo común". "La gripe no es una enfermedad banal, ya que puede comportar graves complicaciones para la salud, así que aumentar las coberturas vacunales, especialmente entre los grupos de riesgo y los profesionales sanitarios, debería ser una prioridad en las agendas de salud pública", advierte.

El documento recoge estrategias para aumentar las coberturas de vacunación antigripal en los grupos de riesgo y, por extensión, en la población en general y reúne diversas conclusiones para lograr dicho fin.

RECOMENDACIONES

Según los especialistas que han elaborado el documento, es "necesario y urgente" concienciar a los profesionales sanitarios, incluyendo también a los farmacéuticos como agentes de información, para que se vacunen y recomienden la vacunación. En este sentido, señalan que el desarrollo de programas de incentivación entre el personal sanitario sería "de gran ayuda".

Asimismo, consideran importante optimizar la participación de los medios de comunicación, así como explorar y aprovechar el potencial de las nuevas tecnologías para transmitir información veraz y contrastada a toda la población. "Las sociedades científicas y las asociaciones de pacientes y de personas mayores pueden jugar un papel importante y habría que potenciar el que participen en los programas formativos y en la transmisión de la información", recogen.

Respecto a las recomendaciones de la vacunación antigripal, se propone incluir o modificar grupos de riesgo como personas mayores de 60 años, aquellos que convivan en instituciones cerradas o semicerradas (residencias o colegios mayores), los que estén a cargo de grupos numerosos en entornos cerrados o semicerrados (tripulaciones aéreas o marítimas), el personal docente de cualquier nivel educativo, toxicómanos y viajeros.

Por otro lado, apuntan que las pruebas proporcionadas por los programas de vacunación infantil en niños sanos en otros países "justifican" que se considere necesario "iniciar un debate y generar propuestas de investigación para determinar la conveniencia de esta medida". En este sentido, resaltan "la necesidad de disponer de estudios específicos en centros nacionales, así como de analizar el coste-efectividad y el coste-beneficio".