Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma pide su retirada porque no "cumple criterios de eficacia y seguridad"

Actualizado 09/10/2012 16:40:39 CET

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma (AAVP) ha pedido este martes, en un manifiesto, la retirada de la vacuna contra el virus del papiloma humano, al considerar que no se cumplen los criterios de "eficacia" y "seguridad", y han pedido la creación de un programa de compensación de vacunas, al igual que tienen otros países, con el objetivo de indemnizar a los afectados.

En concreto, el texto ha sido firmado por 11 asociaciones y entidades profesionales de la salud, entre la que se encuentra la red de mujeres profesionales de la salud. Además de 31 personas del mundo de la medicina y política, como el diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares; el presidente de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), Manuel Martin Gracia, o la presidenta de la Asociación del Defensor del Paciente, Carmen Flores. También, más de 600 profesionales sanitarios o afectados por la vacuna.

El manifiesto recoge la petición de retirar la vacuna del virus del papiloma virus del calendario de vacunación de las niñas y, por ende, no extenderla a los niños, al creer que entraña "riesgos innecesarios". Mientras, piden impulsar medidas preventivas, "eficaces y seguras", como la citología, el preservativo y la educación sexual, al pensar que tienen un mayor impacto.

Por otro lado, piden al Ministerio de Sanidad la creación de un fondo de compensación para las personas que sufran los efectos adversos de las vacunas. Y, en palabras de la vicepresidenta de la AAVP, Alicia Capilla Lanagrán, en el caso concreto de la vacuna contra el virus del papiloma humano, "se tiene que hacer realmente un seguimiento activo de lo que ocurre con las niñas que tienen reacción".

En este aspecto, desde la asociación argumentan que la vacuna no es efectiva contra los serotipos cancerígenos 16 y 18 que, en España, están presentes en el 28 por ciento de las lesiones precancerosas. También creen que se desconoce la inmunidad que la vacuna confiere.

En este sentido, Capilla Lanagrán ha denunciado que la publicidad que se hace sobre este tipo de vacuna es "engañosa". "Se inculca miedo a los padres y se dice que previene el cáncer de cérvix cuando solo lo hace en un subtipo", ha precisado.

UNAS 700 NOTIFICACIONES

La asociación ha recordado que, cuando la vacuna salió al mercado, los estudios que documentaban su seguridad eran insuficientes. "Ahora,cuando empezamos a conocer los problemas de seguridad de la vacuna, aún con la opacidad de las agencias sanitarias, sabemos que en España hay notificados 737 efectos adversos hasta el 10 de enero de 2012, algunos muy graves", han señalado.

A este respecto, Capilla Lanagrán ha afirmado que muchos de los efectos adversos que genera esta vacuna vienen incluidos en la ficha técnica de la vacuna 'Gardasil'. Se trata de dolor, hinchazón, picazón, enrojecimiento o formación de un hematoma en el lugar de la inyección. Además de dolor de cabeza, fiebre, náuseas, mareos, vómitos o desmayos.

El reciente fallecimiento de una niña de 13 años en Gijón, por una crisis asmática tras recibir una dosis de la vacuna --aunque no se ha acreditado relación entre ambos hechos -- ha sido, en palabras de esta representante, "la gota que colmó el vaso". El hecho de hacer creer que los efectos adversos son fruto de la "casualidad" en vez de la "causalidad" atenta, a su juicio, "contra la inteligencia" de la sociedad.

Además, ha explicado que los efectos adversos de este tipo de vacuna "no coinciden en tiempo y lugar" y ha lamentado que "no se esté haciendo nada" por arreglar esta situación y que las autoridades se estén "lavando las manos" y "abandonando a las víctimas".