Así es la aplicación de la OMS que salva vidas en África

S
OMS
Publicado 08/04/2019 12:39:15CET

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

Hasta 43 países africanos cuentan ya con la tecnología del Sistema de Información Geográfica (SIG) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que utilizan más de 7.000 agentes sanitarios para recopilar nuevos casos de enfermedades y realizar una monitorización de epidemias o brotes sobre el terreno.

Los profesionales sanitarios visitan aldeas remotas para comprobar si los habitantes tienen algún síntoma de una serie de enfermedades infecciosas que ponen en peligro la vida, como la poliomielitis y el sarampión. Después, con la aplicación móvil, alertan a la OMS de forma rápida y sencilla.

El sistema permite a la OMS y a los ministerios de salud de estos 43 países africanos supervisar en tiempo real las visitas que realizan las personas y los cuidadores a las zonas más remotas, y asegurarse de que se llega a las personas más necesitadas.

"Superponiendo la ubicación geográfica de la señal del teléfono móvil y la ruta de las carreteras, nos dimos cuenta de que a veces las visitas sólo se hacían a lo largo de la carretera principal y no a los lugares más remotos, que es donde tenemos que estar si hay algún problema. Esta nueva herramienta lo soluciona", ha explicado el director regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, durante la última sesión del SIG, que se ha celebrado Praia (Cabo Verde).

Apoyado por la Fundación Melinda y Bill Gates y creado principalmente para la vigilancia de la poliomielitis, el SIG utiliza la plataforma informática AVADAR, que registra los cambios en la salud de las personas e identifica posibles brotes de enfermedades. "La gente piensa que todo esto es muy alta tecnología, pero no: es súper fácil de usar, y nos da lo que necesitamos, que son los datos. El AVADAR es muy versátil y sencillo y puede ser utilizado por todos", ha detallado el director interino del Grupo de Fortalecimiento de los Sistemas de Salud, Magaran Bagayoko.

Con más de 6.000 agentes de extensión comunitaria y otros más de 1.000 agentes sanitarios, el programa de investigación y control geográfico de enfermedades es "el futuro de la vigilancia de la salud, ya que contribuye a garantizar que no sólo se prevenga la reaparición de enfermedades como la poliomielitis, sino que se erradiquen de una vez por todas", aseguran desde la OMS.

Contador