Actualizado 24/03/2011 12:41 CET

La Ley de muerte digna, prueba de la "cultura democrática" de Aragón, según Noeno

La consejera de Salud, Luisa María Noeno
EP

ZARAGOZA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, ha celebrado la aprobación de la proposición de ley de Izquierda Unida (IU) de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de muerte, conocida como Ley de Muerte Digna. Esta iniciativa, que las Cortes han aprobado en pleno, es prueba de la "sólida cultura democrática" de Aragón, según la consejera.

En una breve comparecencia ante los medios de comunicación, poco después de comenzar la sesión plenaria, la titular de Salud ha resaltado la "extraordinaria trascendencia social" de la materia que se regula y ha opinado que la nueva norma recoge "la sensibilidad social sobre la propia condición humana" tras "un análisis sereno, conciliador y muy riguroso" por parte de los Grupos Parlamentarios.

Luisa Noeno ha comentado que las prácticas sanitarias que regula la futura Ley "no están totalmente resueltas" y ha recordado que el objetivo de la Ley es preservar el "libre" ejercicio de los derechos individuales por parte de todo ciudadano en el momento de afrontar su muerte y, a la vez, facilita a los profesionales sanitarios que puedan atender "la libre expresión de los pacientes".

La consejera ha señalado que, tras Andalucía, Aragón es la segunda comunidad autónoma que regula esta materia y ha explicado que la proposición de ley establece la obligación de los profesionales sanitarios de consultar el Registro de Voluntades Anticipadas cuando traten un caso de este tipo.

El Registro es de carácter público y autonómico, lo custodia la Administración autónoma y lo podrán consultar los facultativos de todos los centros sanitarios de la comunidad, sean públicos o privados.

Noeno ha indicado que, además, se concretan la designación y las funciones de los representantes de la persona que afronta su proceso de muerte cuando no esté capacitada para determinar y expresar su voluntad al respecto. La consejera ha señalado que la Ley se aplicará tanto a los ciudadanos adultos como a los menores emancipados, que según del Derecho Civil Foral de Aragón lo pueden ser desde los 14 años.

Asimismo, se reduce la burocracia y se crean ocho comités de ética, tantos como sectores sanitarios, junto con un Comité de Bioética de Aragón, que abordarán los casos más difíciles.

Luisa Noeno ha continuado afirmando que la Ley regula la formación de los profesionales que intervengan en los cuidados paliativos. El Departamento de Salud y Consumo formará a los trabajadores sanitarios para que incorporen a su quehacer las prácticas que dispone la nueva normativa.