Una 'app' de entrenamiento cerebral ayuda a controlar los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo

Mujer con smartphone
PIXABAY/CC/PEXELS - Archivo
Publicado 23/10/2018 16:54:52CET

   MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Una aplicación de entrenamiento cerebral desarrollada en la Universidad de Cambridge (Reino Unido), y que ha sido publicada en la revista 'Scientific Reports', podría ayudar a las personas que sufren de trastorno obsesivo compulsivo (TOC) a controlar sus síntomas en sólo una semana.

   Uno de los tipos más comunes de TOC, que afecta hasta al 46 por ciento de los pacientes con TOC, se caracteriza por temores de contaminación severa y un comportamiento de lavado excesivo de manos. Unos comportamientos que pueden tener un impacto grave en la vida de las personas, su salud mental, sus relaciones y su capacidad para mantener empleos.

   Este comportamiento repetitivo y compulsivo también está asociado con la rigidez cognitiva, una incapacidad para adaptarse a nuevas situaciones o nuevas reglas. Salir de los hábitos compulsivos, como el lavado de manos, requiere flexibilidad cognitiva para que el paciente con TOC pueda cambiar a nuevas actividades en su lugar.

   El TOC se trata con una combinación de medicamentos como 'Prozac' y una terapia cognitiva conductual denominada 'prevención de la exposición y respuesta', la cual a menudo implica instruir a los pacientes con TOC para que toquen las superficies contaminadas, como un inodoro, pero que se abstengan de lavarse las manos.

   Sin embargo, estos tratamientos no suelen ser efectivos ya que hasta el 40 por ciento de los pacientes no muestran una buena respuesta a ninguno de los tratamientos. Por estas razones, los investigadores de Cambridge han creado un nuevo método para ayudar a las personas con temores de contaminación y lavado excesivo.

   La intervención, que puede realizarse a través de una aplicación de 'smartphone', involucra a los pacientes a que vean videos de sí mismos lavándose las manos o tocando falsas superficies contaminadas. Para su desarrollo, los expertos reclutaron a 93 personas sanas que habían manifestado fuertes temores de contaminación. No fueron pacientes para asegurarse de que la intervención no empeorara los síntomas.

   Los participantes se dividieron en tres grupos: el primer grupo vio videos de ellos mismos lavándose las manos en sus teléfonos; el segundo grupo observó videos similares pero de ellos mismos tocando falsas superficies contaminadas; y el tercer grupo de control se observó a sí mismo haciendo movimientos de mano neutrales en sus teléfonos.

   A la semana de visionar sus breves videos de 30 segundos cuatro veces al día, los participantes de los dos primeros grupos, es decir, los que habían visto el video de lavado de manos y los que tenían el video de prevención de exposición y respuesta, mejoraron en términos de reducciones en los síntomas del TOC y mostraron una mayor flexibilidad cognitiva en comparación con el grupo de control neutral.

   La aplicación para teléfonos inteligentes no está actualmente disponible para uso público. Se requiere investigación adicional antes de que los investigadores puedan demostrar de manera concluyente que es eficaz para ayudar a los pacientes con TOC.

Contador