Publicado 28/10/2021 11:44CET

Un anticuerpo hiperinmune de caballos puede ayudar a combatir el COVID-19

Archivo - Caballos en el Valle del Baztán en Navarra.
Archivo - Caballos en el Valle del Baztán en Navarra. - Eduardo Sanz - Europa Press - Archivo

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado por un consorcio de investigadores brasileños ha demostrado que un suero hiperinmune consistente en fragmentos de anticuerpos purificados producidos en caballos puede ser un método eficaz para combatir el COVID-19.

Las pruebas realizadas en hámsters mejoraron las condiciones clínicas de los animales y se comprobó que la actividad neutralizadora de los sueros desarrollados por los científicos es elevada contra las variantes P.1 (Gamma) y P.2, según publican en la revista 'iScience'. La investigación abre la posibilidad de desarrollar una inmunización pasiva o un tratamiento contra la infección por el SARS-CoV-2.

"Utilizando la proteína de espiga trimérica del SARS-COV-2 para inmunizar a los caballos, se desarrolló un cóctel de fragmentos de IgG purificados (F(ab')2) que muestran una actividad neutralizadora muy elevada. Esto podría ser una contramedida útil contra el covid-19, con las ventajas añadidas de ser una alternativa asequible que puede producirse en las instalaciones de producción de suero para caballos disponibles en todo el mundo", afirma la profesora Leda Castilho, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, que coordina el laboratorio que produce la proteína de espiga recombinante utilizada para la hiperinmunización de los caballos.

Los científicos confían en la eficacia del nuevo producto. "El principal hallazgo de nuestro estudio es que los anticuerpos de las globulinas hiperinmunes equinas desarrolladas contra la proteína de espiga del SARS-CoV-2 ancestral tuvieron una alta acción neutralizadora contra las nuevas variantes del virus, como la cepa gamma", señala el profesor Jerson L. Silva, de la Universidad Federal de Río de Janeiro, y coordinador del estudio.

"La naturaleza policlonal explica esta alta potencia, que ahora puede adaptarse utilizando como antígenos una combinación de la proteína de espiga mutante de diferentes variantes", añade.

La inmunización equina es una tecnología bien conocida y fácilmente escalable que ha demostrado generar altos títulos de anticuerpos neutralizantes, y se ha utilizado para tratar muchas enfermedades, como la rabia, el tétanos y la envenenación por serpientes.

Dado que los productos de antiveneno equino se producen rutinariamente tanto en países de altos como de bajos ingresos, la estrategia brasileña podría reproducirse fácilmente en cualquier parte del mundo y podría probarse rápidamente como terapia o herramienta de inmunización pasiva para el covid-19.

Trabajos anteriores sobre sueros hiperinmunes equinos contra el SARS-CoV y el MERS-CoV habían mostrado resultados positivos para estos betacoronavirus estrechamente relacionados. Otro estudio reciente ha demostrado que el dominio de unión al receptor (RBD) recombinante de la proteína S del SARS-CoV-2 podía estimular la producción de anticuerpos en ratones y equinos.

En el estudio brasileño, los científicos utilizaron la glicoproteína trimérica recombinante de la espiga (S) para inmunizar a los caballos y producir globulinas hiperinmunes contra el SARS-CoV-2. La técnica combina las ventajas de utilizar un antígeno que se asemeja mucho a su estado en la superficie del virus nativo con las ventajas de bioseguridad relacionadas con el uso de un inmunógeno recombinante.

Tras desarrollar el concentrado de F(ab')2 de caballo hiperinmune, el grupo realizó pruebas de provocación en hámsters, inyectando la sustancia en los animales. Los investigadores evaluaron el pretratamiento y el tratamiento tras la infección por el SARS-CoV-2.

Los resultados mostraron la capacidad del tratamiento para reducir la carga viral en los tejidos pulmonares, y para mejorar las condiciones clínicas de los animales, como se refleja en el aumento de peso. Todos los esquemas de intervención protegieron a los animales contra la pérdida de peso en la fase aguda de la enfermedad. Los animales no tratados mostraron una mayor pérdida de peso, mientras que el pretratamiento no supuso ninguna reducción del peso corporal.

El siguiente paso de la investigación es realizar un ensayo clínico de fase 1/2 en humanos. El protocolo del ensayo ya ha sido aprobado por el comité ético nacional de Brasil, y se está llevando a cabo el llenado y el acabado estéril para poder presentar los datos de control de calidad y liberación de lotes a la agencia reguladora brasileña ANVISA.

El ensayo clínico investigará como resultados todos los aspectos de seguridad, así como la duración de la hospitalización, la carga viral y la progresión a la ventilación asistida.