Publicado 27/01/2020 16:32:43CET

ANEA codesarrolla un protocolo europeo para el traslado seguro de pacientes con enfermedades infecciosas

Paramédicos y ambulancia en un accidente de tráfico con heridos.
Paramédicos y ambulancia en un accidente de tráfico con heridos. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / MIHAJLO MARICIC

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Federación Nacional de Empresarios de Ambulancias (ANEA) viene colabora, desde octubre de 2018, en el proyecto 'Tropicsafe' para desarrollar un protocolo de formación homogéneo a nivel europeo, enfocado en los profesionales del transporte sanitario, con pautas normalizadas para un traslado adecuado y seguro de pacientes con enfermedades tropicales y/o infecciosas.

Esta iniciativa surge ante la necesidad de establecer criterios comunes dentro de la Unión Europea para enfrentar cualquier posible brote de virus a través de acciones transnacionales, debido a la creación del Área Schengen y la supresión de las fronteras internas en el continente.

El proyecto se enmarca en el programa Erasmus+ de la Unión Europea, con la participación en consorcio de ANEA (España), SGS TECNOS (España), BIEDRIBA EUROFORTIS (Letonia) y MURRAY AMBULANCE SERVICE (Irlanda), bajo el liderazgo y coordinación de Bernhard Nocht Institute for Tropical Medicine (Instituto de investigación de Medicina Tropical de Alemania).

Dicho proyecto se va a presentar en Madrid en octubre de 2020, en un evento que reunirá a los miembros del consorcio, dando paso a la publicación de la capacitación a través de una serie de contenidos audiovisuales, donde se mostrarán las medidas de seguridad que se deben llevar a cabo cuando se transportan pacientes con enfermedades contagiosas, ya que se considera la mejor manera de transmitir las pautas de desinfección y el uso de equipos de protección.

Asimismo, esta semana se va a llevar a cabo una reunión transnacional en Irlanda, donde los socios van a poner en común los contenidos de los distintos módulos formativos y donde ANEA va a presentar los recursos audiovisuales en los que ha estado trabajando estos últimos meses. Los contenidos se están traduciendo a los idiomas del consorcio para obtener el apoyo de las autoridades sanitarias nacionales y aumentar su impacto. También existe la intención de transferir las directrices a las instituciones europeas, para establecer criterios comunes dentro de la UE.