Actualizado 25/01/2011 14:00:13 +00:00 CET

Andalucía.- Salud recuerda que las niñas nacidas en 1997 deben iniciar este año la vacunación contra el papiloma

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Consejería andaluza de Salud ha recordado este martes a los padres de las niñas nacidas en 1997 que deben iniciar este año la vacunación contra el virus del papiloma humano, una medida preventiva incluida en el calendario vacunal andaluz en septiembre de 2008, que consta de tres dosis y que se deben administrar con una pauta concreta.

En un comunicado, Salud ha precisado que en Andalucía existen un total de 42.031 nacidas en 1997 y que, por tanto, cumplirán 14 años a lo largo de 2011. De ellas, 3.513 residen en la provincia de Almería; 6.218 en Cádiz; 4.030 en Córdoba; 4.715 en Granada; 2.451 en Huelva; 3.586 en Jaén; 7.541 en Málaga; y 9.977 en Sevilla.

Ha proseguido que desde que se incluyese esta vacuna en el calendario andaluz, en septiembre de 2008, y hasta el 30 de noviembre de 2010, Salud ya ha administrado un total de 176.106. La vacuna está disponible en todos los centros de salud de Andalucía y puede solicitarse mediante cita previa a través de Salud Responde (902 505 060) o bien acudiendo al centro de salud.

Se estima que cada año se producen en el mundo más de 500.000 nuevos casos de cáncer de cuello de útero y alrededor de 280.000 defunciones. Cifras que en España y Andalucía son muy inferiores gracias a los programas de cribado existentes. A nivel nacional se registran 7,6 casos de este tipo de cáncer por cada 100.000 mujeres y 7,9 por cada 100.000 mujeres en Andalucía.

Lo más leído

  1. 1

    El COVID-19 podría tener un período de incubación más largo del que se creía hasta ahora

  2. 2

    Los enjuagues bucales podrían reducir el riesgo de transmisión del COVID-19

  3. 3

    La persona más longeva de España, con 113 años, y superviviente del COVID-19 da nombre a un estudio en residencias

  4. 4

    Sanidad notifica 1.418 nuevos casos de COVID-19, una cifra similar a la de ayer

  5. 5

    Investigadores españoles resuelven un misterio del cáncer de hace más de 45 años