Andalucía rechaza tipificar la salud mental como riesgo de salud pública por contribuir a su "estigmatización"

Actualizado 07/10/2014 6:24:23 CET

SEVILLA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La comunidad autónoma andaluza rechaza tipificar la salud mental como riesgo de salud pública por "atentar" contra el trabajo realizado en la lucha contra la "estigmatización" de este colectivo. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha asegurado en este sentido que este planteamiento supondría un "retroceso" y se basa en planteamientos que producirían "discriminación social".

En el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, al abordar el punto de orden del día sobre la intervención sanitaria en situaciones de riesgo para la salud pública, Sánchez Rubio se ha manifestado en contra de introducir las patologías mentales entre los problemas de salud pública en tanto que "rompe el trabajo de años para quitar el estigma social existente entorno a este colectivo". Introducir esta visión supone, a su juicio, una "vuelta atrás" que puede traer consigo la judicialización de los trastornos mentales o la vuelta a los tratamientos ambulatorios involuntarios.

La consejera ha matizado que planteamientos como éste o como las modificaciones introducidas en el Código Penal suponen "un agravio a la imagen de las personas con enfermedad mental que consolidan prejuicios existentes y que dificultan su integración social".

Es por ello que la Junta de Andalucía ha instado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a retirar esta propuesta y a trabajar de forma conjunta contra la estigmatización de la salud mental. Concretamente, ha propuesto que Gobierno central y comunidades autónomas desarrollen estrategias conjuntas que contribuyan a luchar contra el estigma, una línea en la que Andalucía ya trabaja a través del Plan Integral de Salud Mental "a fin de desmontar mitos y estereotipos que producen discriminación social".