Andalucía.- El Puerta del Mar (Cádiz) utiliza una novedosa técnica para tratar una asimetría facial tras un tumor

Actualizado 16/01/2012 18:04:44 CET

El tratamiento se ha realizado a una paciente de 18 años con un hundimiento importante en la hemicara derecha

SEVILLA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital Puerta del Mar de Cádiz ha utilizado una novedosa técnica para tratar a una paciente de 18 años que presentaba una asimetría facial como consecuencia de la extirpación de un tumor cuando tenía 22 meses.

En concreto, el equipo de profesionales de este centro ha empleado un autoinjerto de células grasas de la propia paciente en el tratamiento, que ha resultado todo un éxito, según ha informado este lunes Salud.

A consecuencia del tumor que sufrió cuando era un bebé, la paciente presentaba un hundimiento importante en la hemicara derecha. Desde entonces, había sido intervenida en varias ocasiones por parte del servicio de Cirugía Máxilofacial para reconstruir los huesos de la cara, aunque persistía una asimetría facial importante, con una pérdida notable de volumen que a su vez afectaba a la región temporal, mejilla y área mandibular.

Después de valorar varias opciones reconstructivas por parte de la Unidad de Cirugía Plástica, se decidió finalmente la reconstrucción del defecto mediante autoinjerto de células grasas obtenidas de la propia paciente, concretamente de sus caderas. Otras posibles técnicas utilizadas para estos defectos son la reconstrucción con tejidos musculares o cutáneos extraídos desde otras zonas del cuerpo y conectándolos mediante complejas técnicas de microcirugía, que suelen dejar secuelas estéticas importantes en las zonas donantes, o bien la introducción de materiales protésicos.

La responsable de esta Unidad, Carmen Torres, ha señalado que la técnica del autoinjerto de células grasas ha sido introducida, con distintos fines, en el Hospital Puerta del Mar en este último año. Según Torres, se trata de una técnica muy ventajosa, ya que la cirugía es poco agresiva, al ser similar a una liposucción, aunque con una técnica menos traumática, y permite un alta precoz.

Según Torres, en el caso de esta paciente, el resultado de la reconstrucción pasados 10 meses ha sido excelente, consiguiéndose una mejoría muy ostensible en la simetría facial y en el contorno de la cara. Por ese motivo, tanto la paciente como el equipo que la ha tratado han mostrado su satisfacción con el resultado del tratamiento.