Actualizado 10/06/2010 20:06 CET

Andalucía.- Inician este mes la segunda fase de la prescripción enfermera con tratamientos a crónicos y diabéticos

SEVILLA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La enfermería andaluza iniciarán este mes la segunda fase de la prescripción enfermera, ya que se les permitirá colaborar en la proceso de indicación y seguimiento de los tratamientos farmacológicos para la diabetes y el cuidado de las heridas crónicas, en lo que se denomina prescripción colaborativa.

La consejera de Salud, María Jesús Montero, quien hoy inauguró el IX Congreso de la Sociedad Andaluza de Enfermería Comunitaria (ASANEC) que se celebra en Sevilla, se refirió así a la segunda fase de desarrollo del decreto que hasta el momento daba a este colectivo profesional la posibilidad de indicar 96 fármacos no sujetos a prescripción médica y productos sanitarios, tales como sondas, apósitos estériles, absorbentes para la incontinencia urinaria, y tiras reactivas para medir la glucemia entre otros.

La nueva competencia permite ahora a los enfermeros, una vez acreditados y siempre que el facultativo lo solicite y autorice, el que puedan realizar el seguimiento del tratamiento farmacológico indicado previamente por el médico al paciente.

"De lo que se trata es de que el enfermero tenga la capacidad de variar la intensidad o la dosis de un tratamiento para adaptarlo a la evolución que presenta el paciente", explicó Montero, que circunscribió esta nueva atribución enfermera, siempre en el marco del protocolo establecido para cada problema de salud crónico.

Para que las enfermeras puedan comenzar a ejercer esta nueva competencia deberán acreditar su formación y experiencia en los diversos protocolos de problemas de salud crónicos, en este caso en el tratamiento de la diabetes y las heridas crónicas que son con los que se iniciará la llamada 'prescripción colaborativa', que paulatinamente se irá extendiendo a otros procesos.

Por ello, Salud va a publicar próximamente las dos primeras guías de prescripción colaborativa (Diabetes Mellitus y Heridas Crónicas), a la que tendrán acceso todos los sanitarios andaluces.

Además, está previsto que en el mes de septiembre comience diversos cursos dirigidos a los enfermeros que quieran actualizar su formación en el tratamiento de la diabetes de cara a acreditarse en esta 'prescripción colaborativa'.

La Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía, órgano dependiente de la Consejería de Salud, se encargará de certificar estos aspectos mediante la valoración de los méritos aportados por las profesionales.