Actualizado 10/12/2010 12:00:07 CET

Andalucía.- El Hospital Macarena (Sevilla) reduce su tasa de mortalidad por infarto cardiaco e ictus cerebral

Hospital Virgen de la Macarena
EP

SEVILLA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Virgen Macarena de Sevilla ha reducido su tasa de mortalidad en pacientes ingresados por infarto coronario y accidente vascular cerebral, según se desprende de los resultados recogidos en un informe emitido por el servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del centro hospitalario.

En concreto, este informe es el resultado del análisis de la evolución de la mortalidad intrahospitalaria y contiene dos indicadores de calidad asistencial basados en las enfermedades por accidente vascular cerebral y el infarto agudo de miocardio.

Tras analizar los resultados del informe, se ha constatado que el Hospital Macarena ha logrado incrementar el índice de supervivencia en pacientes afectos por alguna de estas patologías durante su hospitalización, demostrando así la mejora constante de los estándares asistenciales del área hospitalaria donde, a pesar del envejecimiento progresivo y de la creciente gravedad de los pacientes ingresados, la mortalidad sigue descendiendo.

Durante siete años, el servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública ha estudiado las altas dadas por el hospital. Según los datos obtenidos, la tasa de mortalidad por accidente vascular bajó de 280,9 a 168,7 por 100.000 habitantes del año 2003 al 2009. La tasa de mortalidad por infarto agudo coronario descendió de 142 a 89,7 por 100.000 en el mismo periodo.

Igualmente, el informe revela el aumento progresivo de pacientes que ingresan por estas enfermedades con edad cada vez más avanzada. En 2003, los pacientes con accidente vascular cerebral de 80 o más años representaban el 26 por ciento de todos los casos y en 2009 el 29,5 por ciento. En relación a los pacientes con infarto agudo de miocardio, de 80 años o más, éstos pasaron del 20,5 por ciento en 2003 al 33,2 por ciento en 2009.

A través del citado estudio se verifica, además, un crecimiento en la complejidad clínica de los pacientes infartados, que presentan a la hora del ingreso y con bastante asiduidad más de una patología o enfermedad relacionada con su infarto agudo.

Para el hospital sevillano estos hallazgos destacan la importancia de los sistemas de vigilancia permanente, que el centro tiene sobre los indicadores de calidad asistencial.