Actualizado 09/02/2010 15:21 CET

Andalucía.- Experto dice que la cercanía de los allegados es vital para que el duelo no se haga patológico

El Colegio de Médicos muestra sus condolencias y recaba datos de dos galenos, que, no obstante, no se encuentran entre los fallecidos

SEVILLA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El psiquiatra del Colegio de Médicos de Sevilla y ex presidente de la Real Academia de Medicina de la provincia Jaime Rodríguez Sacristán advirtió hoy de la "gran importancia" que supone para los familiares directos de las víctimas del incendio registrado en la residencia de mayores La Aurora de Sevilla, en la que ya han fallecido seis personas, el que el círculo más inmediato de allegados "continúe estando presente a medio y largo plazo con estos familiares, ya que el duelo, si persiste en intensidad al cabo de los meses, puede llegar a convertirse en algo patológico".

En declaraciones a Europa Press, Rodríguez Sacristán explicó que el duelo de seres queridos ante una muerte violenta, por catástrofe o en un accidente de tráfico "suele ser mucho más trágico e intenso por lo inesperado del mismo".

En este sentido, advirtió de que, en este tipo de casos, "hay que estar más atentos, ya que, si bien en un primer momento todo el mundo suele estar muy volcado con los familiares directos, al cabo de un tiempo, cuando las presencia de los allegados ya no es tan latente, aquellos que tienden a ser más sensibles pueden caer en el llamado duelo patológico, antesala de un cuadro depresivo", avisó.

"Preocupan todos los momentos, el inmediato, por lo presente de los hechos, y el más tardío, ya que es en dicha fase del duelo en el que la persona comienza a pensar más", insistió este especialista, quien alertó también de "lo fácil que es" que en este tipo de siniestros "surja el sentimiento de culpa por parte del ser querido más directo".

Por todo ello, apostó por que los familiares "más fuertes" desde el punto de vista emocional "estén siempre muy cerca de aquellos que sufren la pérdida con mayor pesadumbre y desconsuelo", incluso "al cabo de los meses de producirse la trágica pérdida".

Del mismo modo, se refirió a la importancia de que el círculo más cercano de allegados estructure con toda una serie de rutinas la vida cotidiana de aquellos más afligidos, "ya que también se corre el riesgo de que una fase prolongada del duelo termine desorganizando la vida y desestructurando la familia".

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, Carlos González Vilardell, mostró las condolencias de la entidad colegial a los familiares de las víctimas de tan trágico siniestro, toda vez que declaró a Europa Press que están a la espera de conocer el estado de dos galenos que se encontraban en la citada residencia de mayores, de los que, no obstante, quiso dejar claro que "sabemos que no se encuentran entre los fallecidos".