Publicado 08/04/2020 17:19:39 +02:00CET

Andalucía defiende que sigue el protocolo de Sanidad en la actualización diaria de datos sobre el coronavirus

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.
El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente andaluz y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha defendido este miércoles que la Junta de Andalucía está siguiendo el "protocolo" que estableció el Ministerio de Sanidad a la hora de informar de los datos de la evolución diaria de la pandemia del coronavirus Covid-19 en la región.

A preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, Marín se ha pronunciado así al ser cuestionado sobre las diferencias que podría haber entre los datos de fallecimientos por coronavirus que se recogen en la estadística diaria del Ministerio y los de las muertes que realmente se producen como consecuencia de esa enfermedad.

El vicepresidente ha comenzado indicando que desde la Junta "nunca dudamos de la lealtad de ninguna institución a la hora de facilitar información", y ha puntualizado que el Gobierno andaluz sí incluye en el recuento de fallecidos las muertes de pacientes que, aunque tuvieran "patologías previas, y aun estando ya en una situación crítica que no fueran a superar, al final se han contagiado" de coronavirus.

Marín ha explicado que "hay otras instituciones y gobiernos, a nivel europeo, que no contabilizan" esas defunciones, pero, "en Andalucía, todas las personas que fallecen contagiadas de coronavirus, tanto en hospitales como en residencias de mayores, se contabilizan como fallecidos por coronavirus".

Según ha agregado, "hacemos lo que el protocolo del Ministerio de Sanidad nos pidió que hiciéramos desde el principio", que es "facilitar todos los días a una hora determinada toda la información que a esa hora nos trasladan nuestros servicios sanitarios".

CARTA DEL GERENTE DEL SAS

Por su parte, el consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, presente en la misma rueda de prensa, ha explicado también a preguntas de los periodistas que el gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, ha dirigido una carta a los profesionales y responsables de centros sanitarios de Andalucía para "pedir máxima cautela y celo a la hora de hablar de los pacientes y recursos materiales".

"Pero no en el sentido de que no nos digan lo que hace falta", según ha matizado Bendodo, antes de señalar que, "en una situación como la actual, desde el minuto uno nos hemos puesto en manos" del Ministerio de Sanidad, que ejerce el mando único y es quien "da las órdenes" y "el que nos pide este celo".

De esta manera, ha argumentado que "esta comunicación que se hace por parte del gerente del SAS es como consecuencia de las peticiones reiteradas del Ministerio respecto a la prudencia de datos y pacientes, porque es la autoridad única sanitaria la que puede facilitar o autorizar la publicación de datos", y desde la Junta "acatamos lo que el Ministerio ha dicho", según ha querido dejar claro Bendodo.

DATOS "REALES" DE HOSPITALIZACIONES

De igual modo, Bendodo ha dado datos "reales del día de hoy", de este miércoles, sobre los pacientes con coronavirus hospitalizados en Andalucía, y ha detallado que los hospitales andaluces cuentan actualmente con 2.193 personas ingresadas con coronavirus, de los que 1.775 están en planta y 418 están en unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Se trata, según ha valorado, de "un dato inferior al del día de ayer", y significativamente menor al que, por ejemplo, se daba el pasado 30 de marzo, cuando se contabilizaban unas 2.700 personas ingresadas en hospitales andaluces, según ha explicado.

Bendodo ha sostenido que estos datos "deben ayudarnos a mantener la esperanza, pero ni mucho menos a relajarnos", porque todavía habrá que seguir contando nuevos afectados y fallecimientos, según ha asumido y lamentado.

En la misma línea, el vicepresidente Marín ha indicado que, "cuantos más test hagamos habrá más positivos", pero "eso no significa que vaya aumentando la gravedad de la situación", y ha sostenido que "lo importante es que tengamos menos hospitalizados e ingresados en UCI". Además, ha puntualizado que se registran más fallecimientos derivados de personas que ya llevaban "dos o tres semanas" ingresadas en Cuidados Intensivos.

PROTOCOLO DE USO DE TEST RÁPIDOS

En relación al uso del aproximadamente medio millón de test rápidos con el que cuenta ya o va a contar Andalucía en los próximos días, Bendodo ha detallado el protocolo que se va a seguir en el ámbito hospitalario y en el residencial o sociosanitario.

Así, ha explicado que, en el ámbito hospitalario, cuando los pacientes o trabajadores "con sospecha clínica" de padecer coronavirus den positivo en el test, se confirmará ese diagnóstico, mientras que se le hará un test de PCR si da negativo.

Además, a trabajadores del ámbito hospitalario "sin sospecha clínica", si al hacerle el test rápido da un resultado positivo, se confirmará el diagnóstico de coronavirus, mientras que si da negativo se le repetiría el test "si aparece la sintomatología" posteriormente.

En el ámbito residencial o sociosanitario, se actuará del mismo modo que en el hospitalario en lo que tiene que ver con los pacientes "con sospecha clínica", mientras que, sobre los que "no hay sospecha clínica", si al hacerle el test rápido da positivo, se confirma el diagnóstico, y en trabajadores se confirmaría con un test de PCR, mientras que, si diera negativo en el test rápido, se le repetiría "si aparecen los síntomas" más adelante.

Bendodo ha recordado que los test de PCR son test "de antígenos" cuyo resultado tarda unas 24 horas y arroja un porcentaje cercano al 100% de fiabilidad, mientras que el test rápido sirve para "detectar anticuerpos", y ha insistido en que desde la Junta quieren "llegar al máximo de la población" a la hora de realizar estas pruebas, empezando por profesionales sanitarios y trabajadores y usuarios de residencias.