Publicado 20/03/2020 17:11:05 +01:00CET

Amnistía Internacional pide la "urgente" protección de todo el personal sanitario frente al coronavirus

Trabajadores de Osakidetza (servicio vasco de salud)  del Hospital de Galdakao sostienen un lazo negro de luto mientras otros aplauden en recuerdo a la enfermera de 52 años fallecida por Covid-19 donde desarrollaba su labor profesional en la sexta planta.
Trabajadores de Osakidetza (servicio vasco de salud) del Hospital de Galdakao sostienen un lazo negro de luto mientras otros aplauden en recuerdo a la enfermera de 52 años fallecida por Covid-19 donde desarrollaba su labor profesional en la sexta planta. - H.Bilbao - Europa Press

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional ha señalado que para que se garantice el derecho a la salud de todas las personas en España es necesario proteger a quienes están en primera línea frente a la pandemia del coronavirus, es decir, a todo el personal sanitario y a los profesionales que trabajan en los hospitales y centros médicos donde se está combatiendo esta enfermedad.

Por ello, la organización pide que, "de manera inmediata", se asegure que tienen acceso a las medidas de protección (tales como mascarillas, guantes, etc) y que se realicen los test de detección necesarios entre el personal del sector para garantizar su derecho a la salud y conocer la incidencia del virus.

"Los trabajadores de la salud están realizando un esfuerzo encomiable, puesto que tienen que continuar prestando servicios a pesar de los riesgos personales para ellos y para sus familias. Entre los riesgos que corren figuran la posibilidad de contraer Covid-19 al realizar su trabajo, el exceso de horas de trabajo, la angustia psicológica y el cansancio. Por eso es urgente que el Estado garantice su protección", explica el director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán.

La organización indica que los estándares internacionales sobre derecho a la salud obligan a los Estados a "formular, aplicar y revisar periódicamente una política nacional coherente destinada a reducir al mínimo los riesgos de accidentes laborales y enfermedades profesionales, así como formular una política nacional coherente en materia de seguridad en el empleo y servicios de salud". "Es necesario proporcionar equipo de protección personal adecuado y de calidad, información, capacitación y apoyo psicológico para facilitar la labor de enfermeros, médicos y demás personal implicado en la respuesta", concluyen.