Un algoritmo ayudará a los profesionales a diagnosticar y tratar al paciente con síndrome de intestino irritable

Publicado 31/10/2017 13:48:09CET

MADRID, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un algoritmo, presentado ante más de 14.000 especialistas durante la XXV reunión anual de la 'United European Gastroenterology (UEG)', permitirá simplificar el proceso de diagnóstico y tratamiento del Síndrome de Intestino Irritable (SII), que en España afecta al 8,35 por cierto de la población.

"El reto para establecer el diagnóstico de SII es que no existe un marcador biológico que sea específico de este trastorno. Las pruebas realizadas resultan ser normales, y pueden pasar muchos años hasta que el paciente sea diagnosticado y se dé con la causa subyacente de la enfermedad. No hay nada peor para un paciente que no tener un diagnóstico preciso. A sus síntomas y su alteración en la calidad de vida se añade la incertidumbre de no saber la causa de sus dolencias. Por tanto, es fundamental realizar una valoración clínica lo más acertada posible", ha explicado el director del servicio de Aparato Digestivo del Centro Médico Teknon en Barcelona, Fermín Mearin.

El algoritmo, elaborado por un comité de expertos internacionales con la colaboración de la farmacéutica Allergan, ayudará a establecer el diagnóstico y tratamiento del SII de una forma objetiva, sencilla y práctica.

Las personas que sufren SII refieren un promedio de 73 días en los que tienen que limitar sus actividades cotidianas como consecuencia de su salud. "Hay estudios que demuestran que el SII puede alterar la calidad de vida más que otras enfermedades aparentemente más graves, como la migraña o el asma", ha afirmado el doctor Mearin.

Una vez diagnosticado, los tratamientos del SII son múltiples y muy diversos, "incluyen desde las medidas dietéticas, a fármacos con diferentes mecanismos de acción e indicaciones terapéuticas, hasta diversas aproximaciones psicológicas", ha destacado el experto.

Los resultados de los ensayos clínicos realizados con 'Linaclotida', un medicamento first-in-class agonista de los receptores de la guanilato ciclasa-C (GC-C) han demostrado mejorar estos síntomas en pacientes con SII-E.