Publicado 25/06/2020 14:45:24 +02:00CET

Alertan de que retrasar el seguimiento y tratamiento de algunas patologías oftalmológicas puede poner en jaque la visión

Hombre poniéndose colirio en el ojo.
Hombre poniéndose colirio en el ojo. - GETTY IMAGES / LJUBAPHOTO - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Especialistas de IMO alertan de que retrasar el seguimiento y tratamiento de algunas patologías oftalmológicas puede poner en jaque la visión y advierten de la importancia de priorizar patologías graves, que pueden ser urgentes, y procesos crónicos, que precisan controles periódicos y puntuales.

Tras los meses de confinamiento y sin recibir asistencia por la alerta sanitaria por la Covid-19, recuerdan que también hay que prestar atención en caso de tener factores de riesgo, como hipertensión ocular, principal causa del glaucoma, o diabetes, entre otras patologías sistémicas con consecuencias para la salud visual.

"En el caso de la presión ocular elevada, el paciente puede precisar una estrategia terapéutica diferente, si su caso lo requiere y, de no existir control, se puede poner en jaque de forma irreversible el nervio óptico y la visión. A ello, se une el hecho de que el glaucoma no suele provocar dolor u otros síntomas que alerten al paciente de que el ojo está sufriendo un aumento de la presión. Por ello, es imprescindible un seguimiento periódico por parte del oftalmólogo", explica la doctora Freixes del Departamento de Glaucoma de IMO.

Por lo que se refiere a los diabéticos, "requieren un control ocular exhaustivo, especialmente aquellos que han sido diagnosticados recientemente, los insulinodependientes y, por supuesto, los que padecen retinopatía diabética, consecuencia ocular grave de la enfermedad, que causa pérdida de visión por hemorragias o edema macular (acumulación de líquido en la zona central de la retina)".

Precisamente, destaca Freixes, "esta complicación de la diabetes también suele requerir tratamiento urgente, con inyecciones intravítreas, láser o cirugía, para conservar la visión del paciente".

CONSECUENCIAS DEL TELETRABAJO

Por otro lado señalan el repunte de sintomatología ligada a procesos como la fatiga visual y el ojo seco, como consecuencia de permanecer mucho tiempo frente al ordenador, en el caso del teletrabajo, o del uso lúdico de pantallas. "Pese a que el ojo seco puede deberse a muchos factores, en estos casos, se asocia, principalmente, a que parpadeamos con menos frecuencia cuando nos encontramos frente a las pantallas", explica la doctora Miriam Barbany, del área de Ojo Seco de IMO.

La especialista recomienda "realizar descansos visuales cada 20 minutos, apartando la mirada de la pantalla, no frotarse los ojos, evitar los aires acondicionados o utilizar humificadores y, en los casos que aplique, realizar un buen uso y mantenimiento de las lentes de contacto".

Ante cualquier síntoma de ojo seco, "es importante la valoración del oftalmólogo, ya que detectar y tratar a tiempo esta enfermedad y su causa puede evitar que los pacientes presenten, a la larga, complicaciones como úlceras o heridas en la córnea".

Contador