AEESME reconoce que el objetivo de lograr las sujeciones físicas cero "no es posible a corto plazo"

Camas de hospital, hospital
PIXABAY - Archivo
Publicado 29/11/2018 11:37:38CET

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Enfermería de Salud Mental (AEESME), el doctor Francisco Megías, ha reconocido que el objetivo de lograr las sujeciones físicas cero en el ámbito de la salud mental "no es posible a corto plazo".

Sin embargo, la eliminación de las sujeciones físicas "es el camino a seguir en salud mental", ha indicado el doctor Megías durante la inauguración de la II Jornada de Enfermería de Salud Mental de Vizcaya.

"Sólo se puede avanzar en ese camino atendiendo, entre otros aspectos, a dos necesidades fundamentales para la eliminación de las sujeciones físicas, como son la formación de todo el equipo interdisciplinar de salud mental y el aumento de las plantillas que se deriva de esta nueva filosofía de cuidados", ha agregado.

"Las enfermeras de salud mental y el resto del equipo han de contar con recursos suficientes para prevenir las situaciones que pueden dar pie al uso de sujeciones físicas. En este punto, la importancia de la formación de los equipos en la atención a las crisis es clave y el cambio cultural no sólo ha de circunscribirse al equipo de salud mental, sino a los servicios al completo", ha incidido el presidente de AEESME.

De forma paralela, ha considerado que para implantar el cambio también son necesarias "diversas acciones de las administraciones sanitarias, en cuanto a la instauración de registros, dotación presupuestaria, adecuación de la normativa vigente y trabajo conjunto tanto con los profesionales como con los pacientes de salud mental y sus familias".

Las sujeciones físicas se indican de manera general en los casos en los que existe un riesgo de que el paciente se autolesione o lesione a terceras personas o de que se quebrante bruscamente el programa terapéutico del paciente, como sondas u otros elementos de soporte vital.

También cuando pueden producirse daños a equipos clínicos, se quiere evitar las fugas de pacientes en proceso de tratamiento, por la solicitud del propio paciente, y siempre que haya también una indicación terapéutica, y por otros factores relacionados con la medicación, como por ejemplo, la reducción de la medicación en la observación de pacientes con delirium o psicosis.

Sin embargo, el doctor Megías ha subrayado que "antes de recurrir a las medidas de sujeción física, los profesionales han de intentar el empleo de medidas de contención verbal, en un primer paso o, si no es posible o aconsejable, medidas de contención farmacológica".

La utilización en España de las sujeciones físicas "no se puede cuantificar a ciencia cierta", ha especificado el doctor Megías. "El Hospital Regional Universitario de Málaga, en 2013, presentaba una tasa del 9 por ciento; el Hospital Psiquiátrico Román Alberca de Murcia tenía una tasa del 12,1 por ciento en 2016; y la unidad de Hospitalización del servicio de Psiquiatría del Hospital General de Huesca mostraba una tasa de aplicación de contención en el 8,2 por ciento de los ingresos", ha enumerado el experto.

Por último, el doctor Megías ha reivindicado la presencia "activa" de las enfermeras en los cuidados biopsicosociales "que precisan los pacientes con problemas de salud mental" y ha aludido a "la necesidad de realizar y plasmar en la historia clínica del paciente el diagnóstico enfermero, con su metodología y plan de cuidado".

CONCIENCIAR E INFORMAR A LA POBLACIÓN

Por su parte, la presidenta del Colegio de Enfermería de Vizcaya, María José García Etxaniz, ha recalcado que los enfermeros y enfermeras, "como profesionales sanitarios, tenemos la obligación de concienciar, informar, orientar y proporcionar recursos a las personas de nuestro entorno para que puedan conocer de manera fidedigna la salud mental y su colectivo, y ayudarlas para que puedan tener una visión justa y adecuada de la realidad de las personas afectadas por una enfermedad mental".

En este sentido, García Etxaniz ha hecho un llamamiento "a redoblar nuestros esfuerzos en la corrección léxica en nuestro entorno, cuando oigamos frases, expresiones o comentarios que van en contra de la dignidad de nuestros pacientes de salud mental" y evitar el uso de "términos o frases estigmatizantes o que atenten contra la dignidad".

Otros temas tratados en la jornada han sido la lucha contra la desacreditación y el estigma de las personas con problemas de salud mental, el internamiento de los pacientes de salud mental, la autonomía de este tipo de pacientes y su marco legal.

Contador