Publicado 11/12/2020 14:48CET

Advierten de que la Covid-19 ha desplazado a los pacientes con dolor crónico

Médico examina la espalda a un paciente mayor con dolor.
Médico examina la espalda a un paciente mayor con dolor. - GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / GILAXIA - Archivo

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Representantes de pacientes, clínicos y gestores sanitarios se han reunido en el encuentro virtual 'Más allá del covid-19. Reflexiones para un nuevo abordaje en el manejo del dolor crónico', organizado por BioInnova Consulting, con el apoyo de Grünenthal, y han concluido que la Covid-19 ha impactado de forma negativa sobre los pacientes con dolor crónico, desplazándolos y dificultando su accesibilidad a los circuitos asistenciales.

Así, los ponentes del debate, moderado por el director general de BioInnova Consulting, Borja Smith, también han participado en el desarrollo del 'Documento de Posicionamiento sobre el Manejo del Dolor Crónico en tiempos de COVID-19', un informe que se publicará en enero de 2021. El documento aúna las propuestas identificadas como resultado de un proyecto de diálogo multilateral entre representantes de asociaciones de pacientes, profesionales sanitarios expertos en el manejo del dolor y gestores sanitarios de la administración pública.

En el encuentro, el subdirector general de Calidad Asistencial y Cooperación Sanitaria, de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Pardo, ha destacado que la pandemia por el SARS-CoV-2 ha afectado de forma importante al abordaje de los pacientes con patologías crónicas, como es el caso de los pacientes con dolor, produciendo dificultades en su accesibilidad a los recursos asistenciales y un incremento en la utilización de las consultas no presenciales. "Esta situación hace necesaria la medición y el análisis de la situación, una vez superada la pandemia, con el fin de establecer actuaciones para la atención adecuada a estos pacientes" ha manifestado el subdirector general.

En el mismo sentido se ha pronunciado el coordinador del Plan Andaluz de Atención a las Personas con Dolor, Ignacio Velázquez, quien ha puesto en valor la telemedicina. "La pandemia nos ha enseñado la utilidad y necesidad de la medicina telemática, que viene a suplir las carencias de la visita presencial, no a sustituirla", ha explicado.

CONTRIBUCIÓN DE LAS ASOCIACIONES DE PACIENTES

En su intervención, la presidenta de la Asociación Española de Migraña y Cefalea (AMICE), Isabel Colomina, ha destacado la contribución de las asociaciones de pacientes. "En esta situación de pandemia, las asociaciones de pacientes jugamos un papel relevante en la ayuda del manejo de la enfermedad. Más allá del tratamiento farmacológico y seguimiento médico que corresponde a los profesionales sanitarios, nosotros ofrecemos apoyo y formación para que los pacientes puedan tener una mejor calidad de vida", ha apuntado.

Asimismo, el director y coordinador científico del Foro Español de Pacientes, José Luis Baquero, ha recordado que el empoderamiento del paciente tiene una base legal (Ley 41/2002, de 14 de noviembre), y que, además, "este se justifica en razones éticas y prácticas; y sus únicos representantes legítimos somos las organizaciones de pacientes".

Por su parte, la vocal de la Liga Reumatológica Española (Lire), Elisenda de la Torre, ha señalado que "si el sistema quiere estar centrado en el paciente, es esencial la toma de decisiones compartidas, por lo que la utilización de la telemedicina tendrá que estar consensuada entre el sanitario y el propio paciente".

COORDINACIÓN ENTRE TODOS LOS PROFESIONALES

Por su parte, la coordinadora del Grupo de Dolor de la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC), Edelmira Córcoles, al igual que el resto de los participantes, ha advertido de que, en la actualidad, "la Covid-19 está provocando que la atención a las patologías crónicas se vea desplazada". "Sin embargo, no podemos olvidar que las personas que padecen este tipo de patologías y el dolor que conlleva son la gran mayoría de los pacientes y necesitan cuidados y atención de manera coordinada", ha continuado Córcoles, añadiendo que, en muchas ocasiones, estos pacientes también tienen que ser atendidos en distintos niveles asistenciales.

Así, incide en que esto exige coordinación entre todos los profesionales, incluidos los farmacéuticos comunitarios. "Por nuestra proximidad, no solo conocemos la situación del paciente y su tratamiento, sino también el entorno en el que se desenvuelve y que puede condicionar su adherencia a la terapia; algo que es capital para el manejo del dolor crónico", ha destacado.

Por otro lado, la representante de la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y de Atención Primaria (FAECAP), Manuela Monleón, ha aseverado, durante su intervención, que "es hora de que los pacientes exijan al sistema ser cuidados por lo mejores profesionales y los más adecuados, porque los hay. Y en el caso de AP, la enfermera de familia es la más adecuada para cuidarles".

De la misma forma, Monleón cree que en las unidades de Dolor, se requiere de una enfermera de práctica avanzada en dolor para afrontar las demandas de estas unidades, y por tanto, para ofrecer los mejores cuidados a las personas que sufren dolor a nivel hospitalario.

Para leer más