Acudir a un taller de lactancia puede reducir a la mitad las visitas por enfermedad a pediatría, según un estudio

Actualizado 26/03/2013 19:22:46 CET
- PRODUNIS/CREATIVE COMMONS

VALENCIA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las responsables del taller de lactancia materna del centro de salud Fuente de San Luis de Valencia han demostrado que asistir al taller de lactancia no sólo asegura la continuidad de la lactancia y evita abandonos indeseados, sino que puede reducir a la mitad las visitas por enfermedad en las consultas de pediatría.

Esta conclusión es fruto de un estudio piloto que se llevó a cabo a lo largo del año pasado, comparando la frecuencia de visitas por enfermedad en las consultas de pediatría de los lactantes cuyas madres habían asistido al taller de lactancia, con una muestra aleatoria de la misma edad, usuarios del centro de salud, pero que no habían acudido al taller nunca, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

"Lo más llamativo del estudio fue que los niños que habían venido al taller de lactancia materna acudieron una media de 6,9 veces en un año a la consulta de su pediatra por algún problema de salud, mientras que en los que nunca pasaron por el taller esta media subía hasta 12,06 veces al año, casi el doble", han señalado las autoras del estudio, un equipo formado por las enfermeras de Pediatría Cintia Borja y Puri Rodas, las pediatras Maite Hernández y Laura Martorell, y estudiantes de Enfermería Erasmus de Portugal.

Las conclusiones del informe fueron presentadas en el VII Congreso español de Lactancia Materna, celebrado recientemente en Madrid, y ello les ha valido obtener el premio de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria a la mejor comunicación del Congreso.

UN 85% MÁS DE ASISTENTES

El taller de lactancia materna del centro de salud Fuente de San Luis empezó a funcionar en octubre de 2007. Está abierto a la asistencia de cualquier madre que esté amamantando, así como a embarazadas, y está dirigido por un equipo de profesionales formados en lactancia: pediatras, enfermeras de Pediatría y matronas.

El taller es un grupo de apoyo madre a madre en el que el equipo de profesionales sanitarios modera e impulsa, pero donde la principal fuerza reside en el apoyo e intercambio de experiencias entre las madres, un intercambio que es la verdadera herramienta de apoyo a la lactancia materna.

El "éxito" de este taller y la satisfacción de las madres que acuden a él se observa especialmente en el aumento de asistentes y en el número de madres de otros centros de salud o Departamentos que son remitidas al centro de salud Fuente de San Luis por problemas de lactancia que no se han podido solucionar.

De hecho, mientras que en 2011 pasaron por el taller 798 madres y 103 embarazadas, en 2012 esta cifra se elevó hasta 1.504 madres y 187 embarazadas, un 85 por ciento más. De ellas, un 32 por ciento correspondían a otros Departamentos de Salud y cada vez se incrementa también el número de acompañantes.

"El amamantamiento es el patrón de oro de la alimentación del lactante y el niño pequeño. Pero en una sociedad como la nuestra en la que hemos perdido la cultura de la lactancia, las madres que amamantan a menudo no reciben el apoyo necesario y, cuando surge algún problema, no tienen a quién consultar. La pérdida de lactancias es un problema de Salud Pública que iniciativas como ésta pueden paliar", ha apuntado la pediatra del centro de salud Fuente de San Luis, la doctora Maite Hernández.

ACREDITACIÓN IHAN

El Departamento de Salud Valencia-Doctor Peset ha decidido impulsar tanto en Atención Primaria como en el Hospital Universitario Doctor Peset el trabajo hacia la acreditación de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN).

Esta acreditación supone la adopción de un programa de mejora continua de calidad asistencial con el fin de humanizar la asistencia al nacimiento y la lactancia y lograr que se generalice la lactancia exclusiva hasta los seis primeros meses de vida, la introducción de otros alimentos que complementen la lactancia a partir de los seis meses y se continúe la lactancia materna por lo menos hasta los dos años, tal y como recomiendan la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría.

Desde el Departamento de Salud Valencia - Doctor Peset han apuntado que el aumento de las tasas de lactancia materna mejora la salud materno-infantil y reduce el riesgo de numerosas enfermedades en el lactante como son las infecciones respiratorias de vías bajas, la bronquiolitis, la dermatitis atópica, la gastroenteritis aguda, la obesidad, la celiaquía, la diabetes tipo 1 o la muerte súbita del lactante. Además, la lactancia natural contribuye a disminuir el gasto sanitario.