Tras acabar de jugar a un videojuego es recomendable mirar durante 20 segundos hacia la ventana

10 De Septiembre De 2014. Videojuegos. Laura Szenkierman/Tecnópolis.
LAURA SZENKIERMAN / LAURA SZENKIERMAN
Publicado 09/08/2018 11:32:17CET

MADRID, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Academia Estadounidense de Oftalmología ha recomendando que los niños miren a la ventana durante 20 segundos después de terminar de jugar a un videojuego, para evitar posibles daños oculares que se producen por pasar un tiempo excesivo ante la pantalla.

Todo ello en marco de que los oftalmólogos han visto un aumento del síndrome ojo seco y fatiga ocular entre los más pequeños; un hecho que preocupa a los padres y por el que los especialistas han aconsejado usar un temporizador de cocina o un temporizador de dispositivo inteligente para recordar el tiempo que deben pasar ante la pantalla.

Asimismo, se debe alternar la lectura de un libro electrónico con un libro en papel, obligando así a los niños a mirar hacia arriba y hacia afuera de la ventana cada dos capítulos. Para realizar esto último es recomendable marcar los libros con un 'clip' cada pocos capítulos para recordar que mire hacia arriba - en el de un libro electrónico, se puede usar la función 'marcador' para obtener el mismo efecto-.

Es aconsejable evitar utilizar un ordenador en el exterior o en áreas bien iluminadas, ya que el resplandor en la pantalla puede crear tensión, así como ajustar el brillo y el contraste de la pantalla.

Por último, hay que tener en cuenta que tener buena postura es clave a la hora de leer, y mantener una distancia de 18 a 24 pulgadas es lo ideal. También, se les debe recodar que hay que parpadear cuando se mira una pantalla.

"Prefiero enseñar a los niños mejores hábitos, en lugar de proporcionarles una muleta como gafas de lectura para que puedan consumir aún más medios. Si corres demasiado y tus piernas comienzan a doler, te paras. Del mismo modo, si has estado leyendo demasiado tiempo o mirando videos demasiado tiempo, y tus ojos comienzan a doler, deberías parar", ha declarado David Epley, portavoz clínico de la Academia Estadounidense de Oftalmología.

EL CASO DE LA MIGRAÑA: LAS PANTALLAS NO SON LAS ÚNICAS CULPABLES

Un nuevo estudio que aparece en la revista de la Academia Estadounidense de Oftalmología ha puesto de manifiesto que existe más evidencia de que al menos parte del aumento mundial de la miopía tiene que ver con actividades cercanas al trabajo; no solo pantallas sino también libros tradicionales.

Así como que pasar tiempo al aire libre, especialmente en la primera infancia, puede retrasar la progresión de la miopía. "Todavía no está claro si el aumento de la miopía se debe a que se enfoca en los teléfonos todo el tiempo, o la luz que interactúa con nuestros ritmos circadianos para influir en el crecimiento ocular, o ninguno de los anteriores", han especificado los oftalmólogos.

Sin embargo, pasar tiempo delante de las pantallas no significa que necesiten gafas para el ordenador o que hayan desarrollado una condición ocular de la mediana edad que requiera gafas para leer, como sugieren algunos. Tampoco significa que la luz azul proveniente de las pantallas de las computadoras les esté dañando los ojos, han señalado los especialistas.

Esto significa que necesitan tomar descansos más frecuentes. Esto se debe a que no parpadeamos tan a menudo al usar computadoras y otros dispositivos digitales. La lectura prolongada, la escritura u otro trabajo intensivo cerca del trabajo también pueden causar fatiga visual.