Aborto.- Llamazares insta a la Justicia a examinar la "rebeldía" de las comunidades del PP, que es una "ilegalidad"

Actualizado 06/07/2010 15:17:18 CET

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Izquierda Unida y presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los diputados, Gaspar Llamazares, instó este martes al Gobierno a hacer cumplir la nueva legislación sobre el aborto, que entró ayer en vigor, y pidió a la Justicia que tenga en cuenta la "llamada a la rebeldía" de algunas comunidades del PP, como Murcia, porque a su juicio esa actitud las sitúa en "la ilegalidad".

En declaraciones en el Congreso, Llamazares recalcó que una ley es aprobada por la mayoría del Parlamento y tiene plena efectividad desde el momento en que aparece en el Boletín Oficial del Estado (BOE), por lo que "cualquier voluntad en contrario de incumplir la ley estaría situando a esa comunidad o a esa administración en la ilegalidad".

"No vale eso de que ya esperaremos a lo que diga el Tribunal Constitucional porque sería paralizar la eficacia de una ley durante cuatro años y eso es inaceptable", agregó, en alusión a las excusas de Murcia para no cumplir la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

En su opinión, la actitud de comunidades como Murcia y Navarra supone "una llamada a la rebeldía ante una ley aprobada por el Parlamento y eso no se debe aceptar". "Tanto la Administración como la Administración de Justicia deben tenerlo en cuenta", remachó, instando al Gobierno y a las comunidades del PP al cumplimiento de esta ley, "como de cualquier otra".

"BOICOT COLECTIVO" DE LOS MÉDICOS

Posteriormente, en rueda de prensa, el diputado de IU ha reiterado que la ley tiene que ser cumplida por todos los ciudadanos, incluidos el presidente de la Región de Murcia y los médicos. En este sentido, ha acusado a los facultativos de interpretar de forma "abusiva" la objeción de conciencia y ha advertido de que no se puede confundir "objeción individual con boicot colectivo".

"La objeción de conciencia es individual, específica y por escrito, y conlleva la obligación de dar la prestación a la mujer. Lo que es un derecho es la prestación, que prevalece sobre cualesquiera otras consideraciones o cualesquiera otros derechos", ha concluido.