Actualizado 01/02/2012 14:10:40 +00:00 CET

Jorge Fernández defiende que la reforma ayudará a las madres abocadas a esta "tragedia"

Jorge Fernández En La Jura Del Cargo Del Jefe De La Guardia Civil En Catalunya
EUROPA PRESS

SANT ANDREU DE LA BARCA (BARCELONA), 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha defendido este miércoles la reforma de la Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo que impulsa el Gobierno porque pretende apoyar y ayudar a las mujeres que quieren ser madres y que se ven "abocadas a esta tragedia" por falta de apoyo.

En declaraciones a los medios tras la toma de posesión del nuevo general jefe de la Guardia Civil en Catalunya, Ángel Gozalo, el ministro ha defendido la reforma anunciada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, acorde a la doctrina del Tribunal Constitucional, en referencia a la sentencia de 1985, que marcó que la despenalización del aborto no podía suponer la desprotección del concebido y no nacido.

Por ello, ha indicado que la modificación legislativa, que ya proponían ellos en su programa electoral, defiende el derecho a la vida y quiere dar "apoyo y ayuda" a las mujeres que quieren ser madres pero que se ven obligadas a abortar por circunstancias diversas.

Según informó este martes el ministro Gallardón, la reforma fijará una serie de supuestos y no de plazos, como actualmente está estipulado, en los que el aborto estará despenalizado, es decir, se permitirá sólo en una serie de circunstancias que concretará el Ejecutivo.

Gallardón indicó que el concebido y no nacido es sujeto de protección jurídica, aunque esto no significa que en todos los supuestos la interrupción voluntaria de embarazo vaya a suponer un reproche penal.