Publicado 15/02/2022 17:18

El 97% de los jóvenes está concienciado de la contribución de los test para minimizar contagios

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El 97,3 por ciento de los jóvenes de la Generación Z (18-25 años) ha afirmado que contar con pruebas de autodiagnóstico como los test de antígenos ha contribuido a sobrellevar la situación de la COVID-19 y a tomar el control de la enfermedad, de acuerdo al último análisis Observatorio de Tendencias, impulsado por Cofares.

Esta opinión es compartida por el 94,2 por ciento de los Millennials (26-35 años), el 93,8 por ciento de la Generación X (36-55 años) y el 90,5 por ciento de los Boomers (+55 años). Por comunidades autónomas, Extremadura (96,8 %), Baleares (96,8 %), Aragón (96 %), Andalucía (95,8 %) y la Comunidad de Madrid (95,7 %) son las que más valoran la dispensación de los test de autodiagnóstico sin receta, que desde el pasado mes de julio se puede llevar a cabo en las oficinas de farmacias.

Para llevar a cabo este documento, Cofares ha realizado de manera 'on line' una encuesta a una muestra de 1.076 personas, en un
universo de adultos de 18 a más de 55 años con cuotas por sexo, edad y zona de manera representativa a nivel nacional.

Una tendencia similar se constata entre los más jóvenes al ser preguntados por la utilidad del consejo del farmacéutico para la realización de los test de autodiagnóstico. En este caso, aunque
la mayoría de la población (65,8 %) califica de forma positiva el asesoramiento del profesional de la farmacia, son los jóvenes de la Generación Z quienes lo han puesto en valor por encima de la media, con un 71,3 por ciento, seguidos de los Millennials (64,8 %), los Boomers (64,1 %) y la Generación X (63,6 %).

Asimismo, a los encuestados se les ha preguntado sobre las razones que les ha llevado a acudir a las farmacias para notificar los casos positivos de coronavirus. Así pues, el 50 por ciento ha señalado como motivo la reducción de riesgos de contagio. El
único grupo por encima de esta cifra son los jóvenes de la Generación Z, con un 65,4 por ciento, frente al 48,3 por ciento de los Boomers, el 44,4 por ciento de la Generación X y el 43,7 por ciento de los Millennials.

Además, el 78,5 por ciento de los encuestados que ha recurrido a la farmacia para notificar un caso positivo o la expedición del certificado Covid opina que ha resultado ser un proceso sencillo y
eficiente.

Por otro lado, los consultados han considerado un lugar seguro las farmacias para poder vacunarse. En concreto, siete de cada diez españoles asegura que acudiría a la farmacia para vacunarse de la Covid-19 si fuese posible. A nivel autonómico, son los ciudadanos de Extremadura (83,9 %), Galicia (82,4 %), la Comunidad Valenciana (77,6 %), Navarra (77,4 %), Cataluña (75,3 %) y la Región de
Murcia (74,2%) los que están por encima de la media en cuanto a disposición de vacunarse en los establecimientos farmacéuticos.

En relación con la mascarilla, el 48 por ciento asegura haber seguido usando mascarilla en todo momento, tanto en interiores como en exteriores (excepto en casa o en el coche), mientras que
el 39 por ciento afirma haberse relajado un poco a la hora de llevarla en exteriores, siempre y cuando se mantenga la distancia de seguridad.

De hecho, el hábito de uso está tan consolidado que las mascarillas van a entrar a formar parte de forma regular en el botiquín de los españoles. Así lo afirma, al menos, el 73,1 por ciento de los encuestados. No obstante, no es el único elemento sanitario relacionado con la pandemia que ha llegado para quedarse: gel hidroalcohólico (71,9 %), test de autodiagnóstico (40,1 %) y
oxímetro (11,7 %).