El 95% de los casos de cáncer colorrectal podrían prevenirse con un cribado a partir de los 50 años

Actualizado 07/10/2014 0:11:47 CET

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

En España se detectan cada año más de 31.000 nuevos casos de cáncer colorrectal, unos 600 a la semana, pero de todos ellos el 95 por ciento se podrían prevenir si todas las personas mayores de 50 años y, por supuesto, los pacientes con antecedentes familiares se hicieran pruebas diagnósticas de manera periódica.

Así lo ha reconocido el cirujano Gonzalo Guerra, fundador del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas (CMED), con motivo del Día de la Prevención del cáncer de colon que se celebra el próximo 31 de marzo, asegurando que hay pruebas diagnósticas como la colonoscopia que permiten visualizar el interior del colon en toda su extensión.

En la mucosa del colon pueden crecer pólipos, que son masas tumorales en principio benignas, pero que pueden malignizarse con el paso del tiempo si no extirpan, y que son el origen de la mayoría de los cánceres de colon.

Y la colonoscopia permite "no solo identificar la presencia y localización de un cáncer de colon, sino también realizar un tratamiento terapéutico, como es la extirpación de pólipos", ha aseverado.

Además de esta técnica también existen otras pruebas que permiten realizar un diagnóstico precoz de esta enfermedad, como la colonoscopia virtual (permite una visión en 3D del colon sin las molestias de la colonoscopia tradicional), el test de sangre septina 9 (detecta un gen metilado que está presente en el 90 por ciento de los cánceres de colon), el test de sangre oculta en heces, el cribado celular en heces y las determinaciones genéticas, que consiguen detectar esta enfermedad aumentando su curación a casi el 90 por ciento de los casos.

Por todo ello, la prevención del cáncer de colon pasa por someterse a programas de cribado poblacional además de tener unos hábitos de vida saludables.

En este sentido, este experto ha recordado que hay factores de riesgo que incrementan la posibilidad de padecer esta enfermedad y que deben evitarse, tales como una dieta rica en grasas y pobre en fibra, el consumo de alcohol y tabaco (que facilitan el desarrollo de pólipos en la mucosa del colon) o el sedentarismo.