El 87% de los funcionarios opta por la sanidad privada

Actualizado 18/05/2011 16:57:40 CET

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Hasta el 87 por ciento de todos los trabajadores del Estado prefieren la asistencia sanitaria privada que les ofrecen sus mutualidades, tanto MUFACE, MUGEJU e ISFAS, en lugar de optar por recibir la provisión sanitaria mediante afiliación al Instituto Nacional de Seguridad Social.

Así se desprende del último informe del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) presentado este miércoles, que revela que en 2010 hubo unos dos millones de mutualistas que optaron por la asistencia sanitaria privada, lo que constituye un 21 por ciento del total de población asegurada.

Según explica el secretario general del IDIS, Juan Abarca, esta preferencia viene motivada por "las ventajas asistenciales (libertad de elección de médico, listas de espera o dotación tecnológica), junto con otros beneficios no cubiertos en la Seguridad Social, como la cobertura en endodoncia, óptica, etcétera".

No obstante, este informe muestra una distribución geográfica "irregular" de los mutualistas con asistencia sanitaria privada frente al total de población asegurada. Así, en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla suponen el 65 por ciento del total de ciudadanos con sanidad privada, seguidas de Extremadura (54%), Murcia y Asturias (ambas con un 43% de todos los asegurados) y Castilla-La Mancha (38%).

Esta actividad asistencial requerida por el colectivo mutualista impacta directamente sobre los 43.479 profesionales sanitarios que desarrollan su actividad en el ámbito privado, de los cuales 12.749 son médicos.

De hecho, añade el vicepresidente del IDIS, Luis Mayero, "muchos de estos profesionales desarrollan su labor en áreas geográficas cuyo mercado laboral sanitario privado tiene una gran dependencia del colectivo mutualista y que, por tanto, sería difícil de mantener sin su existencia".

Así, las comunidades con un mercado laboral sanitario privado más ligado al ámbito mutualista son Extremadura, con el 79 por ciento de sus profesionales del sector privado, Castilla-La Mancha y Castilla y León (con el 49%,) Galicia (con el 42%), Andalucía (con el 38%) y Ceuta y Melilla (con el 35%).

Y es que el colectivo de mutualistas generan 232.000 ingresos, que generan un total de 1,1 millones de estancias hospitalarias, 109.000 actos quirúrgicos entre cirugía mayor y menor ambulatoria, y 1,3 millones de urgencias hospitalarias.

A nivel extrahospitalario, añade Mayero, generaron en 2010 una actividad de 17,5 millones de consultas y de 34,9 millones de pruebas de diagnóstico, pruebas biológicas y otros actos terapéuticos, lo que a su juicio "pone de manifiesto la importancia del sector sanitario privado en España".

Además, ha añadido Abarca, su coste es un 30 por ciento inferior al del Sistema Nacional de Salud (SNS) "y sin posibilidad de endeudamiento".