Publicado 21/09/2020 13:25CET

El 86% de los internistas se ha sentido preocupado por la posibilidad de infectar a familiares

Cama de hospital
Cama de hospital - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las vocalías de Médico Interno Residente (MIR) y Joven internista de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) han impulsado un estudio a nivel nacional para evaluar de manera descriptiva el impacto de la situación de crisis sanitaria vivida en los hospitales españoles por COVID-19, tanto en el bienestar físico como emocional de los especialistas en Medicina Interna. Según estos resultados, el 86,8 por ciento de los médicos internistas participantes en este sondeo se ha sentido preocupado por la posibilidad de infectar a familiares en la pandemia.

En este trabajo se han incorporado datos de una encuesta en la que han participado 1.015 internistas (638 mujeres y 377 hombres), con una edad media de 39,9 años. El perfil mayoritario de los participantes es el de médicos internistas ya con título de especialista (69,2%), mientras que un 24,65 por ciento son residentes en formación y un 5,94 por ciento son profesionales que ostentan la jefatura de servicio de Medicina Interna o directores médicos.

El 92,18 por ciento de los participantes en el estudio ha atendido en primera línea a pacientes COVID-19. Un alto número de todos los participantes, el 86,77 por ciento, se ha mostrado preocupado por la posibilidad de infectar a sus familiares o allegados. Además, el 29,8 por ciento ha indicado que ha tenido que separarse en la pandemia de sus convivientes habituales o allegados, probablemente por miedo a contagiarlos.

Respecto a las medidas de protección, el 29,41 por ciento manifiesta no haber podido acceder, siempre que lo ha necesitado, a Equipos de Protección Individual (EPI), frente al 70,59 por ciento que sí confirman haber podido disponer de ellos cuando lo han requerido. El 17,44 por ciento de los internistas participantes en este estudio refiere haberse infectado y haber obtenido un resultado positivo confirmatorio en las pruebas de detección del SARS-CoV-2.

También que 7 de cada 10 internistas participantes en este estudio refieren haber adquirido más responsabilidades durante la pandemia por COVID-19, aunque, sin embargo, esta situación no ha sido reconocida en modo alguno (solo se reconoció a juicio del 11,53% de los internistas encuestados).

Para 8 de cada 10 especialistas en Medicina Interna, las horas de trabajo en el hospital se han incrementado durante la pandemia. Apenas un 27,93 por ciento afirma haber obtenido algún tipo de compensación por el exceso de trabajo. La mayoría de los descansos tras las guardias han sido respetados, a juicio del 86,06 por ciento de los encuestados, y, asimismo, seis de cada diez internistas indican no haber tenido vacaciones en el último semestre.

Otras claves que aporta este estudio se refieren a que el 44,74 por ciento de los internistas ha pensado, en algún momento, en trabajar en el extranjero y, asimismo, casi seis de cada diez (59,96%) se han planteado alguna vez "abandonar la medicina". El 40,1 por ciento de ellos muestra signos del 'Síndrome de Burnout'.

Para la realización de este estudio se ha usado el 'Maslach Burnout Inventory', un cuestionario que aborda distintas cuestiones para evaluar el grado de burnout profesional en tres dimensiones clave: agotamiento emocional, despersonalización y realización personal.

LA SITUACIÓN DE LOS MIR DE INTERNA

Desagregados los datos y analizando solamente los proporcionados por los médicos en formación MIR de la especialidad de Medicina Interna, se observan resultados similares a los del estudio general, aunque con ligeras diferencias. Los participantes en el estudio son, mayoritariamente, mujeres (65,2%). El 94,4 por ciento han asistido directamente a pacientes COVID-19 y el 85,25 por ciento de ellos se han sentido preocupados por la posibilidad de contagiar a sus familiares. Además, el 19,84 por ciento han obtenido un resultado positivo en las pruebas de detección del SARS-CoV-2.

Por otro lado, un 35,37 por ciento manifiesta no haber tenido acceso a los EPI cuando lo han necesitado y nueve de cada diez residentes de Interna refieren haber adquirido más responsabilidades durante la pandemia por COVID-19 y haber trabajado un mayor número de horas (74,4%). No obstante, solo para un 11,52 por ciento de los residentes de Interna participantes en el sondeo se ha reconocido esta situación y apenas un 20 por ciento manifiesta haber recibido algún tipo de compensación.

El 66,53 por ciento de los residentes de interna han pensado alguna vez en trabajar en el extranjero y seis de cada diez en "abandonar la medicina". Casi la mitad de ellos no ha tenido vacaciones en los últimos seis meses. Un 46 por ciento de ellos, según sugiere el estudio, estarían afectados por el 'Síndrome de Burnout'.