El 80% de las mujeres con problemas de salud mental que vive en pareja ha sufrido violencia

Publicado 25/11/2019 11:35:22CET
Miniatura del vídeo de la campaña de Salud Mental España.
Miniatura del vídeo de la campaña de Salud Mental España. - SALUD MENTAL ESPAÑA

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, celebrado este lunes 25 de noviembre, la Confederación Salud Mental España ha lanzado una nueva edición de la campaña #NosotrasSíContamos, para visibilizar la violencia que sufren las mujeres con problemas de salud mental.

En esta ocasión, y bajo el lema 'La salud mental no se golpea', la campaña busca sensibilizar y denunciar, a través de experiencias personales, cómo la violencia machista afecta a la salud mental de las mujeres, pero a la vez, cómo los problemas de salud mental constituyen un factor multiplicador de riesgo de sufrir violencia, abusos y vulneración de derechos.

De esta forma, en un vídeo, tres mujeres con problemas de salud mental, pertenecientes al movimiento asociativo de Salud Mental España, comparten de forma intimista y personal cómo la violencia machista 'les ha golpeado' en distintas facetas y etapas de sus vidas. Con sus testimonios, denuncian la discriminación constante y la vulneración de derechos que sufren, tan básicos como el de poder ejercer la maternidad.

En este sentido, la directora ejecutiva de la Confederación Salud Mental España, Celeste Mariner, ha valorado que la campaña haya puesto el foco en dos de los aspectos fundamentales sobre los que considera "urgente" hacer una llamada de atención. "Por un lado, la discriminación de acceso a recursos, como puede ser la admisión en una casa de acogida, y por otro, la vulneración de derechos fundamentales, como el de perder la custodia de los hijos si la mujer maltratada decide separarse", ha puntualizado. "La violencia puede ejercerse de muchas formas y cualquiera de ellas daña la salud mental de las mujeres", ha concluido.

"Es muy difícil para una mujer con problemas de salud mental quedarse con la custodia de los hijos. Y de eso se aprovechan muchos maltratadores", ha evidenciado en el vídeo Lurdes Da Costa Lourenço, quien además ha reprochado que "en muchas casas de acogida no aceptan a las mujeres con problemas de salud mental", quedando en una situación de especial vulnerabilidad y desprotección. "Hay que cambiar la política y que nos tengan más en cuenta", ha reclamado Lurdes.

En esta campaña, las mujeres también recriminan a los maltratadores "el daño que les han hecho", recordándoles "que no se nos borrará en la vida. Y que no hay justicia en el mundo para pagar el daño que hacen", ha sentenciado Lurdes.

Por último, las protagonistas han buscado con sus testimonios servir de referencia para cualquier mujer en su misma situación, trasladando un mensaje de fuerza y determinación, y animándolas a denunciar. "Y por mucho que te diga, quítame la denuncia o si no te mato, no quitársela y seguir para adelante", ha señalado Loli Romero Martínez.

"A una mujer que ha sufrido violencia le diría que no está sola, que hay muchas personas que la pueden ayudar y apoyar, tanto profesionales como mujeres que han pasado por su misma situación", ha concluido Mª Isabel García Peña, una de las protagonistas de la campaña.

LA SALUD MENTAL, FACTOR DE RIESGO

El riesgo que tiene una mujer con problemas de salud mental de sufrir violencia en la pareja se multiplica entre 2 y 4 veces respecto a las mujeres en general. Según la 'Investigación sobre violencia contra las mujeres con enfermedad mental' realizado por Fedeafes, el 80 por ciento de las mujeres con problemas de salud mental que vive en pareja ha sufrido algún tipo de violencia por parte de dicha pareja, más de la mitad ha sufrido violencia física, y más del 40 por ciento ha sido víctima de violencia sexual a lo largo de su vida.

En este período, el porcentaje de abuso sexual en este colectivo es muy elevado, ya que alcanza al 26 por ciento. Además, cuando se dan estas violencias, el 42 por ciento reconoce no identificarlas como tales y, a las que sí las reconocen y las denuncian, no se les da credibilidad debido a su trastorno mental.

Contador