Publicado 30/06/2021 14:48CET

El 50% de los pacientes anticoagulados en España se encuentran mal controlados

Freno al ictus celebra el webinar 'Espacio Ictus: “Anticoagulación Post-COVID 19. ¿Retrocedemos?'
Freno al ictus celebra el webinar 'Espacio Ictus: “Anticoagulación Post-COVID 19. ¿Retrocedemos?' - FRENO AL ICTUS

MADRID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de un millón de personas se encuentran anticoaguladas en España, y el 50 por ciento de estos pacientes se encuentran mal controlados con antivitamina K, aumentando un su mortalidad, según han puesto de manifiesto expertos de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Sociedad Española de Neurología (SEN), Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH) y la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN) en el webinar 'Anticoagulación Post-COVID 19. ¿Retrocedemos?', organizado por Freno al ictus.

Así, han explicado que, aunque la flexibilización por parte de la administración pública produjo un incremento en la prescripción de los Anticoagulantes de Acción Directa (ACODs) durante la pandemia, alcanzando un 53 por ciento de penetración, España "está a la cola de Europa, donde la penetración de estos fármacos se sitúa en 80 por ciento.

En concreto, los representantes de estas organizaciones, el presidente de SEMERGEN, el doctor José Polo García; la miembro del Grupo de Trabajo de Trombosis Cardiovascular de la SEC, la doctora Inmaculada Roldán Rabadán; la coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN, la doctora Mar Castellanos; la vocal de la SETH, la doctora Olga Gavín Sebastián y el presidente de FEASAN, Rafael Martínez Fernández, han destacado el impacto que tuvieron las medidas de flexibilización del uso de los ACODs en pacientes anticoagulados y profesionales sanitarios. Asimismo, han definido la situación actual de la anticoagulación en España.

En este sentido, los participantes han hecho un firme llamamiento a las autoridades sanitarias a realizar "cambios urgentes", necesarios para un manejo adecuado de la anticoagulación en España, empezando por la eliminación de los visados, pues, a juicio de estos expertos, "sigue siendo alarmante la inequidad que existe entre las CCAA".

Asimismo, también han pedido la modificación del Informe de Posicionamiento Terapéutico (IPT) para que la prescripción de estos fármacos sea libre y que se haga con respecto a las guías. Además, los expertos han pedido concienciación a los profesionales sanitarios a la hora de conocer la situación de cada paciente y, en aquel en el que el INR no esté controlado, cambiarlo a anticoagulantes directos como lo establecen las guías.

El ictus es la segunda causa de muerte en España (la primera en mujeres), la primera causa de discapacidad adquirida en el adulto y la segunda de demencia. Según datos de la SEN, cada año, entre 110.000 y 120.000 personas sufren un ictus en el país, de los que un 50 por ciento quedan con secuelas discapacitantes o fallecen. El 90 por ciento de los casos de ictus se podrían evitar con una adecuada prevención de los factores de riesgo y un estilo de vida saludable.