Publicado 21/10/2021 12:52CET

El 44,6 por ciento de los nuevos casos de VIH en España se diagnostican de forma tardía

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 44,6 por ciento de los casos de VIH en España se diagnostican de forma tardía, lo que evidencia, para el Grupo de Estudio del Sida-Seimc (GeSIDA), una rémora para controlar la epidemia de esta enfermedad, según se ha puesto de manifiesto en las VII Jornadas Docentes de la organización.

En esta ocasión, las jornadas se han centrado en la 'Infección avanzada por VIH: retos en el diagnóstico y tratamiento' y en las que ha quedado patente la necesidad de seguir avanzando en estrategias que mejoren el diagnóstico precoz de los 3.500 nuevos casos que de media se siguen produciendo en España.

De hecho, la prevalencia del diagnóstico tardío es muy elevada, con cifras similares a la media europea (48,7%) y constituye una barrera importante para contener la expansión del virus y los objetivos propuestos por ONUSIDA para contener la pandemia del VIH de cara a 2020: 90 por ciento de personas con VIH diagnosticadas, 90 por ciento de personas diagnosticadas en tratamiento y 90 por ciento de los pacientes en tratamiento con carga viral indetectable.

"La presentación tardía en nuestro medio es más frecuente en varones, inmigrantes, pacientes mayores y transmisión heterosexual", ha detallado la doctora Otilia Bisbal, del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Además, la presentación tardía también tiene consecuencias negativas en el ámbito comunitario, ya que una persona que desconoce su estado serológico puede transmitir la infección a otra sin saberlo y propiciar un aumento de los consiguientes costes sanitarios.

Para los expertos, esta realidad pone de manifiesto la necesidad de implementar estrategias más ambiciosas de diagnóstico precoz de la infección VIH y que pasaría, entre otros, por realizar la prueba del virus a toda la población general con edades entre 20 y 59 años, sexualmente activa, a la que se le haya indicado una extracción de sangre por cualquier motivo en un centro de Atención Primaria de acuerdo con las recomendaciones vigentes.

Por ello, GeSIDA pide despojarse de cualquier tipo de estigma a la realización de la prueba, de modo que se puedan mejorar sustancialmente los datos de diagnóstico en España.

Por último, en las VII Jornadas Docentes de GeSIDA también ha intervenido la responsable de la Unidad de Vigilancia de VIH, ITS, y Hepatitis B y C del Centro Nacional de Epidemiología, Asunción Franco, quien ha abordado la situación del VIH avanzado a escala global.

"Tiene una incidencia aún muy alta y con una previsión a corto y medio plazo aún peor por el impacto de la COVID-19 en los sistemas sanitarios, con estimaciones de un posible aumento del 10 por ciento en el número de muertes entre personas con VIH en los próximos cinco años en países medianos y de bajos recursos", ha lamentado.