Publicado 09/10/2020 11:50CET

El 37% de los trabajadores considera que la pandemia ha afectado negativamente a su salud mental

Ansiedad, mujer, depresión
Ansiedad, mujer, depresión - GETTY - Archivo

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 37 por ciento de los trabajadores considera que la pandemia del Covid-19 ha afectado negativamente a su salud mental y su bienestar emocional, según se desprende de una encuesta realizada a más de 1.800 profesionales por la consultora de Recursos Humanos HAYS, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental.

Asimismo, el trabajo ha avisado de que el 42 por ciento de los profesionales que han sufrido problemas de salud mental durante la pandemia asegura no haber recibido ningún tipo de ayuda o apoyo por parte de su empresa.

"Garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores tiene que ser una de las prioridades de los empresarios. Este deber hacia ellos es aún más importante en un formato de teletrabajo, ya que no existe un contacto tan directo entre empleados y gerentes", ha dicho el business manager del área de Life Science de HAYS España, Sergio Hinchado.

Entre las causas más comunes de problemas de salud mental destacan la pérdida de un ser querido, estar afectado por un ERTE u otras medidas de ajuste laboral o tener que compaginar el trabajo en remoto con el cuidado de los niños y el del hogar. Además, la falta de contacto presencial hace que sea mucho más difícil para las empresas identificar a aquellos trabajadores que necesitan ayuda.

"Esto no es excusa para infravalorar la salud mental y el bienestar de los empleados. Más que un deber de las empresas, se trata de un acto de solidaridad y de mostrar el apoyo a los trabajadores durante un período que está siendo muy difícil para todos", ha recalcado Hinchado.

Finalmente, ha recomendado que en las reuniones de trabajo se reserve un tiempo para expresar preocupaciones, ansiedades y experiencias. "Es importante mantener estas conversaciones de rutina en las que el jefe muestra interés por sus empleados preguntándoles cómo están y ofreciéndoles su ayuda. Las compañías aprendan a detectar en sus empleados signos de estrés, frustración, distanciamiento emocional o sensación de agotamiento, así como falta de energía, algo que es aún más difícil de identificar con el trabajo en remoto", ha zanjado.

Contador